Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifiesto contra una exposición sobre 'Tintín' y Hergé'

Un grupo de dibujantes e intelectuales ha redactado un manifiesto en contra de que la Fundación Miró de Barcelona organice el próximo mes una muestra de homenaje a Tintín y a su autor, el dibujante Hergé. El texto está firmado, entre otros, por Juan Cueto, Maruja Torres, Jordi Bernet, Jesús Blasco, Javier Coma, Román Gubern, Víctor Mora, Ricardo Muñoz Suay, Enric Sió y Josep Toutain. Los firmantes recuerdan, al comienzo del manifiesto, que han apoyado, desde hace años, la reivindicación del comic como forma de arte adulta y expresan "públicamente nuestra preocupación ante el confusionismo" que puede ,inducir la citada exposición.Aunque no discuten la importancia del fenómeno Tintín, los autores de la declaración afirman que "en nuestras latitudes -donde los comics aún no han conseguido el merecido prestigio oficial y popular que han alcanzado en otros países cultos- resulta sumamente peligroso para el reconocimiento adulto del noveno arte que la Fundación Miró elija, para su primera exposición monográfica de comics, una obra con destinatarios infantiles y sin el rango estético suficiente para ser huésped de una entidad con un nombre tan ilustre". El manifiesto recuerda que el prestigio cultural de la historieta no se ha ganado gracias a Tintín. "En países con una cultura sólida sobre los comics -o donde Tintín resulta patrimonio nacionalista-, tal exposición deja de ser automáticamente problemática por cuanto las cosas están allí claras desde un principio". Por el contrario, según el texto, el patrocinio de la Fundación Miró a Tintín "prorroga la imagen infantiloide que sufre la narrativa dibujada". El manifiesto concluye lamentando el dispendio que supone la organización y el escaso apoyo que recibe el comic en España.

Un representante de la Fundación Miró ha manifestado que la muestra estará acompañada de un homenaje a Hergé en el que intervendrán 70 dibujantes de todo el mundo y muy particularmente españoles -Joan Bofill, Pere Torrent, Cescepe, Hortelano, Daniel Huidobro, Ops, Perico Pastor, Roger, Julio Vivas...-. La muestra consistirá en una exposición de viñetas acompañadas de todos los objetos que en ellas aparecen, en su mayoría facilitados por el museo etnológico de la ciudad.

Javier Coma, uno de los promotores del manifiesto, ha declarado a este diario que Tintín ha sido una publicación infantil de éxito pero que no puede compararse con otras propuestas en el terreno de la historieta. "Se trata de un dibujo fácil y por tanto susceptible de ser imitado. El auge español de Tintín va vinculado, en parte, a una operación editorial de dar consistencia a una llamada línea clara en la estética del comic. El manifiesto no pretende plantear una polémica en este terreno, simplemente si tuar debidamente la importancia de Hergé. Nadie parece recordar que el dibujante fue acusado de colaboracionismo con los nazis y que estuvo dos años sin poder publicar. Su redención cultural proviene de Francia, hará unos 10 años, cuando París descubrió el comic norteamericano y buscó un homólogo en la área francófona. En parte es una promoción de la nueva derecha francesa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de septiembre de 1984