‘Estirando el chicle’ agota en 17 horas las 12.000 entradas para su espectáculo de septiembre en el Wizink

El espacio de Carolina Iglesias y Victoria Martín se convierte en el espectáculo cómico en directo más grande celebrado nunca en España

Carolina Iglesias (izquierad) y Victoria Martín, el 3 de diciembre en Pontevedra.
Carolina Iglesias (izquierad) y Victoria Martín, el 3 de diciembre en Pontevedra.Marta Vázquez Rodríguez (Europa Press)

El idilio de Estirando el chicle con el público continúa. El espacio de Podium Podcast —parte de PRISA Audio, la plataforma transversal de PRISA, editora de este periódico— uno de los más escuchados en español, batió ayer un récord: es el primer espectáculo no musical que agota todas sus entradas para el Wizink Center en menos de 24 horas. En concreto, tardaron 17 horas en vender 12.000 localidades para Estirando el chicle LIVE: Último hilo (de vida), espectáculo con el que despedirán su gira el próximo 23 de septiembre. Estirando el chicle es un podcast de comedia en el que Carolina Iglesias y Victoria Martín charlan sobre temas diversos contando anécdotas y experiencias personales desde el humor y el absurdo. En su cuarta temporada ha sido galardonado con el Premio Ondas de Radio 2021 a Mejor Podcast (ex aequo) tan solo un año y medio después de su nacimiento.

Este especial será el primer show de comedia femenino en celebrarse en el Wizink Center. Con estas cifras, Estirando el chicle LIVE se convierte en el espectáculo de este tipo más grande jamás celebrado en España. Carolina y Victoria estarán acompañadas de las cómicas y colaboradoras habituales del podcast, Lala Chus, Henar Álvarez y Patricia Espejo, que son las primeras confirmadas en un cartel al que se seguirán añadiendo invitadas y sorpresas.

Cartel del espectáculo ya con el anuncio de todas las entradas vendidas.
Cartel del espectáculo ya con el anuncio de todas las entradas vendidas.

“Esta vez si que nos hemos flipado. Es muy emocionante poder hacer este espectáculo de comedia, un show que cierra una etapa de directos tan importante para nosotras y, además, poder hacerlo en el Wizink Center. Un sitio que ha acogido a artistas con muchísimo talento y ahí vamos nosotras a bajar la media, pero con ilusión. Hacer el imbécil y dar vergüenza ajena delante de muchísimas personas era uno de nuestros objetivos vitales”, comenta Martín. “Se llama Último hilo (de vida) porque es lo que nos queda después de más de un año de trabajo intenso con Estirando el chicle. (...) Las dos pardillas de la clase de repente tienen muchas amigas y han quedado con ellas para celebrarlo en el Wizink Center. Una fiesta que si fuese la última que nos pegásemos en nuestra vida, nos quedaríamos a gusto”.

Se conocieron por casualidad en los estudios de la Cadena Ser, empezaron su programa en el salón de la casa de los padres de Victoria. Ahora han sumado a miles de personas a su particular fiesta.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS