RTVE realizará una auditoría interna sobre ‘MasterChef’

El consejo de administración propone evaluar el coste y la evolución del programa culinario. Algunos consejeros consideran que el ente ha podido “descuidar” su papel

Vanesa Romero, Eduardo Navarrete, Verónica Forqué, Miki Nadal y Samantha Hudson, en una de las pruebas de la sexta edición de 'MasterChef Celebrity'.
Vanesa Romero, Eduardo Navarrete, Verónica Forqué, Miki Nadal y Samantha Hudson, en una de las pruebas de la sexta edición de 'MasterChef Celebrity'.

El consejo de administración de RTVE, que se ha reunido este jueves en la sede de Prado del Rey, ha aprobado la puesta en marcha de una auditoría interna del programa MasterChef, que se emite en la televisión pública desde 2013. La corporación quiere conocer con detalle los procesos de contratación y los costes de las distintas versiones de este espacio culinario, que ronda los 550.000 euros por capítulo, según fuentes del organismo de control. Explican que “se trata de hacer una radiografía del programa y de un formato que a veces fuerza las situaciones para obtener un punto más de audiencia, y eso genera tensiones de guion y crea problemas a TVE”.

Este acuerdo es consecuencia de los trabajos llevados a cabo en las últimas semanas por el comité de auditoría del consejo de administración. Fuentes de este organismo insisten en que no guarda relación con el fallecimiento de la actriz y concursante de la última entrega de MasterChef Celebrity Veronica Forqué, que se quitó la vida el pasado lunes en Madrid. Uno de los factores que han pesado a la hora de aprobar la realización de una auditoría interna está relacionado con la multa de 219.000 euros que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia impuso a RTVE por la emisión de publicidad encubierta en el espacio. La sanción se produjo tras una denuncia de la Asociación de Usuarios de la Comunicación.

Al hilo del debate sobre el formato de entretenimiento de más éxito en la televisión pública, uno de los consejeros ha propuesto incluso que TVE pueda tener decisión sobre la selección de los participantes, tarea que aborda la productora del programa, Shine Iberia. La iniciativa, que no han secundado el resto de los vocales, ha sido lanzada en el contexto generado tras la muerte de Forqué, asunto que no estaba en el orden del día, pero que algunos consejeros consideraban necesario abordar.

Varios vocales habían anunciado antes del inicio de la sesión presidida por el máximo responsable de la corporación, José Manuel Pérez Tornero, su intención de plantear si la televisión pública y la productora del famoso espacio gastronómico han podido tener algún grado de responsabilidad a la hora de detectar “pistas” sobre la salud mental de la actriz. Forqué, de 66 años, falleció un mes después de que finalizara la emisión de MasterChef Celebrity, programa en el que con frecuencia fue diana de comentarios jocosos por parte del resto de los concursantes.

Estos consejeros consideran que durante los meses que se invirtieron en el rodaje, la producción y la posproducción, la compañía Shine Iberia habría tenido tiempo suficiente para detectar, examinar y evaluar las experiencias vividas por los participantes en MasterChef Celebrity. Entienden que sería útil conocer las circunstancias de los pasos de Forqué durante esos meses y que, sin embargo, no se vieron en pantalla. Esta edición se grabó durante la pasada primavera y su último capítulo se emitió en TVE a finales de noviembre.

La actriz, que adquirió un especial protagonismo por su excentricidad ante los fogones, tomó la decisión de abandonar precipitadamente su participación. Admitió entonces que su estado anímico, y su permanente nerviosismo, no le permitían continuar. En su despedida explicaba su situación personal: “Estoy regular. Necesito descansar. En la última prueba me agoté. Yo no soy de tirar la toalla. Pero esta vez hay que ser humilde y decir ‘No puedo más”.

Formato polémico

Esta confesión no era el único indicio. En otras intervenciones en diferentes programas televisivos, la actriz ya había hecho públicos sus reiterados episodios de depresión y dado señales de alerta sobre su estado psicológico. Teniendo en cuenta estos antecedentes, los consejeros consideran necesario esclarecer si en algún momento se pudo haber bajado la guardia. Además, expresan la necesidad de conocer la relación de TVE con la productora del programa. “Tenemos”, añaden, “un compromiso como clientes de Shine Iberia y ellos, dentro de la industria, saben lo que están haciendo y las responsabilidades que deben adquirir con las personas que contratan”.

Asimismo, mantienen que el formato del programa está, en su origen, envuelto en una cierta polémica por la tensión que se tiende a generar entre jueces y concursantes para buscar audiencia. Pero recalcan que la audiencia no puede ser el objetivo a perseguir por una televisión pública y perciben que TVE ha podido “descuidar” su papel ante las señales que se estaban lanzando sobre el comportamiento de algunos concursantes, tanto en esta edición de MasterChef Celebrity como en otras en las que han participado personas desconocidas o niños.

La productora del programa recordó tras el fallecimiento de Verónica Forqué que la actriz afirmó durante la grabación sentirse feliz y agradecida. “En MasterChef Celebrity el bienestar, la seguridad y el respeto por la privacidad de los concursantes es nuestra prioridad absoluta. Verónica decidió tanto comenzar como finalizar su participación en el programa cuándo y cómo lo consideró, contando con nuestro continuo apoyo”, aseguró la compañía.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS