Televisión

RTVE abrirá una consulta pública para definir su futuro

El nuevo presidente se compromete en el Congreso a estudiar el regreso de ‘La 2 Noticias’

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, durante su primera comparecencia en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación RTVE y sus Sociedades, este lunes en el Senado.KIKO HUESCA / EFE

La radiotelevisión pública aspira a ser un GPS que acompañe a los ciudadanos en los retos, fomente la cohesión más allá de la diversidad cultural, contribuya a la concordia y sea útil a la audiencia. En su primera comparecencia ante la Comisión Mixta de Control en el Senado, el presidente de la corporación, José Manuel Pérez Tornero, ha querido dejar claro este lunes que RTVE es más que un medio de comunicación: es una institución que preserva el patrimonio audiovisual, alienta la producción y promueve los valores constitucionales. “Es un asunto de país”, ha expuesto. Para redefinir su futuro, ha anunciado el lanzamiento de una consulta pública cuyo fin será debatir cuál debe ser el futuro de RTVE. Las aportaciones de los diversos foros servirán para elaborar un “libro blanco” que será el pilar sobre el que se apoyará la misión que desempeñará la corporación.

MÁS INFORMACIÓN

Esta audiencia pública estará abierta a todas las ideas suministradas en el ámbito parlamentario, en sectores institucionales o sociales y contribuirá a generar una imagen de RTVE más coherente, moderna y avanzada. Será “un nuevo contrato social con la ciudadanía” aprovechando el potencial de la digitalización y el big data, según el responsable de la corporación. El plan es marcar la senda de una narrativa que descentralice, sea más plural, fomente el diálogo con la sociedad y cumpla con las obligaciones de transparencia. Además, Pérez Tornero ha abogado por la creación de nuevas plataformas. “No vamos a destinar todos nuestros esfuerzos a un solo canal, por mucho que sea premium”. Y se ha comprometido a estudiar el regreso a la parrilla de La 2 Noticias, que saltó de la programación por falta de personal. “Me encanta. Es una bocanada de aire fresco”, confesó el presidente.

Tres semanas después de haber sido elegido por una mayoría de dos tercios en el Congreso tras el pacto entre el PSOE y el PP, Pérez Tornero ha planteado una transformación profunda de la corporación. “Hay que reinventar el servicio público, redefinir su misión y dotarlo de modernidad y futuro”, ha explicado durante su intervención, en la que ha ido desgranando cuatro grandes ejes de su hoja de ruta: una nueva gobernanza, una renovada relación con la ciudadanía, una respuesta ante el contexto industrial, económico y mediático cada vez más competido y un profundo cambio empresarial. Sin olvidar una información “buena, veraz y creíble” y con la vista puesta en que la televisión pública no radicalice ni tensione, sino que sofoque, dé concordia y sea el contrapunto de “las falsedades” que circulan por las redes sociales. Pérez Tornero se ha comprometido a “mover ficha rápidamente”. En mayo realizará los nombramientos de primer nivel en el organigrama.

También ha augurado un futuro televisivo diferente al actual, en gran parte por el gigantesco efecto del streaming y el 5G. Ha recordado que en 2030 se adoptará una decisión sobre la supervivencia de la TDT y hasta entonces será necesario “tomar posiciones y saber dónde queremos ir”. El primer paso es fortalecer el servicio público en un momento en el que “hay una concentración industrial enorme en tecnología, medios y producción” que se refleja en que “cada vez hay más productoras en menos manos”. Para combatir este fenómeno ha apostado por la producción interna sin que implique “excluir el talento externo”.

Además contribuir a reforzar los servicios públicos europeos —”son como el aire que respiramos. Nos daremos cuenta cuando no los tengamos”— ha anunciado su intención de forjar una alianza entre Francia, Italia, Alemania y España, por un lado, y con Latinoamérica, por otro. También ha hecho un llamamiento a la“pacificación interna” que desemboque en un “buen clima” dentro una plantilla compuesta por más de 6.400 trabajadores, aquejados de “una cierta depresión”.

Los grupos parlamentarios han ofrecido su colaboración para mejorar la gestión de RTVE. Han reclamado contenidos exitosos, de calidad, con credibilidad y responsabilidad social que, al mismo tiempo, impulsen el sector audiovisual. Además, han pedido pluralidad en las tertulias, la defensa del pluralismo cultural y lingüístico y un mayor control de la frontera difusa entre un magacín y un informativo, en velada alusión al programa Las cosas claras, el retorno de La 2 Noticias.

No obstante, no han perdido la ocasión de arremeter contra la corporación. Los populares han acusado a TVE de “privatizar la información a precio de oro sin vocación de servicio público y obsesionada por atacar al PP y a la monarquía”. En esta línea, Vox ha asegurado que RTVE sirve para “promocionar la agenda ideológica de los partidos que gobiernan” y “maltratar” a los políticos de la oposición. El PSOE, por su lado, ha alabado el reforzamiento de los centros territoriales, los vínculos con Latinoamérica y la apuesta por la cultura y ha encomendado la renovación del mandato marco bajo las premisas de pluralidad, objetividad e independencia.

Otros grupos, como Ciudadanos, han aprovechado la comparecencia para cuestionar la composición del consejo de administración, con el argumento de que “el perfil no es el idóneo porque está conformado por cuotas políticas”. ERC ha llamado a pasar página del “lamentable” proceso de elección y ha pedido un incremento de la oferta en catalán, incluso con la subtitulación de las películas a esa lengua.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50