‘Gen Playz’: Dar voz a la generación Z como servicio público

TVE aborda con un programa de debates y su plataforma digital dos de sus retos: llamar la atención del público joven y dar un salto tecnológico

Celia Montalbán, a la derecha, durante una pausa de la grabación del programa 'Gen Playz', de RTVE.
Celia Montalbán, a la derecha, durante una pausa de la grabación del programa 'Gen Playz', de RTVE.KIKE PARA

Una mesa de ping pong, unas sillas, un sobrio decorado y una gran pantalla. Poco más necesita Televisión Española para mostrar un debate en televisión interesante y diferente en un momento en el que el género no está en su plenitud, pero no lo hace en su canal principal, sino en su plataforma digital Playz. Y no lo hace para su audiencia tradicional, apunta a las generaciones más jóvenes. TVE tiene muchas tareas pendientes desde hace tiempo para volver a ser la cadena y el servicio público que fue hace mucho. Entre ellas está atraer al público joven más allá de concursos como Operación triunfo o series como HIT, y está el ponerse al día en el aspecto tecnológico. En ambos aspectos el ente trabaja desde hace tiempo en diversos proyectos, uno de ellos es Playz. Después de un par de años de pruebas, aciertos y errores en la plataforma, TVE confía en que 2021 sea el año en el que despeguen los contenidos pensados para la generación Z (los nacidos entre 1995 y 2012). Y en parte, se basan en haber dado en la tecla con el programa Gen Playz, un espacio de debate entre jóvenes.

Más información
Máximo Huerta y Arkano durante una prueba de 'El gran secuestro'.
Un secuestro en TVE para atraer al público joven

El borrador de la ley trans, los youtubers famosos y los impuestos, el odio en las redes, el poliamor o el futuro de la música urbana son algunos de los temas que ha tratado Gen Playz desde su inicio en septiembre, con Inés Hernand como presentadora y moderadora y la colaboración de Darío Eme Hache. “Tenemos que buscar ser la voz de la generación Z y contar con ellos también desde dentro”, explica el coordinador de contenidos de Playz, Agustín Alonso, en el plató Azcona de Madrid, donde se graban los programas para emitir a modo de falso directo. La periodista Celia Montalbán dirige el programa sentada frente a un monitor dividido con las diferentes tomas de las cámaras, guion en mano y levantándose en las pocas pausas que hay para charlar con Hernand sobre cómo va la grabación y hacia dónde debe dirigirse. “Lo más complicado es atinar con el tema, queremos estar en lo que es tendencia, y otras veces marcar la conversación nosotros, temas que aunque no se esté hablando de ellos, nos parece importante ponerlos encima de la mesa. Y en algunos momentos, hemos acertado”.

“Presentamos el formato diciendo, esto tiene que ser una cosa entre La clave [TVE, 1976-1985] y Hablando se entiende la basca [Telecinco, 1991-1993], un híbrido para un público joven, hecho por jóvenes”, explica Montalbán, que apunta a que Gen Playz es interesante también para el resto de edades y que se debe de evitar los prejuicios. “Hay una cosa que no entiendo, de gente mayor que lo rechaza de lleno porque es gente joven hablando. Puede interesar mucho, y no es en plan zoológico a ver que dice la gente joven, sino que es gente superpreparada opinando de temas de actualidad y que te puede interesar perfectamente”, dice la directora.

Mesa de control de la grabación de 'Gen Playz'.
Mesa de control de la grabación de 'Gen Playz'.KIKE PARA

El día en el que EL PAÍS acude a la grabación del programa se trata el tema de la ley trans. Entre los jóvenes ponentes hay un doctor en Derecho, una jurista, una abogada, una escritora y un sexólogo. Gen Playz ha recibido algunas críticas por considerar que algunos participantes son demasiado jóvenes y, por lo tanto, se les acusa de inexpertos. “De verdad que toda la programación televisiva generalista está llena de personas por encima de los treinta años, dejen que haya un pequeño espacio en la radiotelevisión pública, en digital, con un pequeñísimo presupuesto, donde la gente de menos de 30 años pueda hablar de los temas con su lenguaje”, pide Alonso. “Hay que evitar ser condescendientes, algo que pasa incluso desde la generación anterior. Y es muy fácil tirar de los sospechosos habituales para opinar, este programa requiere un esfuerzo de encontrar talento, de encontrar gente interesante joven”, apunta el coordinador. “Hacemos mucho trabajo de encontrar gente nueva, voces jóvenes… ese es el trabajo más duro y difícil, aunque muy satisfactorio. De pronto estamos dando voz y sacando a luz a gente que no es tan conocida y que nos parece que es importante que se les escuche”, se suma Montalbán.

“El tema de hoy llevábamos tiempo dándole vueltas, decidiendo cómo lo queríamos enfocar, qué voces queríamos tener, gente que sepa dialogar, moderada en su forma de exponer lo que piensa, dispuestos a escuchar y compartir. Eso nos cuesta porque a veces de cada pensamiento o corriente las voces que más ruido hacen son las voces más extremistas”, explica Montalbán. La directora agradece también que tras unos años en los que la política y su polarización ha copado gran parte del debate social, han conseguido en el programa alcanzar un equilibrio razonable. “Quiero gente que sea capaz de sentarse aquí y charlar en un tono lo más cordial posible. Es un programa que tiene ese sello. Ha sido una grata sorpresa porque creo que la gente más joven todavía no están tan posicionad políticamente, y que si haces esa criba de no quedarte en la parte más extremista, encuentras a gente dialogante y tolerante, que quiere que la saques de esa burbuja ideológica, social o cultural”, dice Montalbán. Estos debates en muchas ocasiones se trasladan a las redes sociales, donde a veces es más crudo o se sacan ideas de contexto del programa. El coordinador apunta a este tipo de lugares como más nocivos para mantener una conversación sana: “En Twitter está todo más enconado, se queda la gente muchas veces en la trinchera”.

RTVE lanzará en algún momento de los próximos meses una nueva plataforma digital para aunar todos sus contenidos y favorecer que el usuario pueda navegar mejor entre ellos, incluido su extenso archivo histórico. “Playz va a ser un canal más ahí, entra dentro de una estrategia más global, aunque se seguirá produciendo para otros canales. Por ejemplo, Gen Playz es implanteable entender el alcance que está teniendo si no fuera por YouTube. Primero, que la gente joven en muchos casos está ahí. Y además del programa, hay un género que es los comentarios de YouTube, como pasa en La resistencia, es algo parte fundamental del espacio. Hay comentarios muy interesantes”, comenta Alonso. “En YouTube hay una interacción que a veces en nuestra propia plataforma audiovisual es muy complicada. Además, somos un servicio público, y si es un sitio donde está la gente, pues habrá que estar, hay que hacer contenidos”, añade.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS