Damian Burns, director de Twitch Europa: “No me importaría que mi hija fuera ‘streamer’”

El directivo analiza la salud de la plataforma de contenido en directo más grande del mundo, del canal de Luis Enrique a la guerra del ‘streaming’

El presidente de Twitch Europa, Damian Burns, en Madrid el pasado día 22.
El presidente de Twitch Europa, Damian Burns, en Madrid el pasado día 22.Andrea Comas

Las cifras de Twitch impresionan. Con unos 140 millones de usuarios mensuales, es la mayor plataforma de contenido digital en directo. Los españoles Auronplay, Rubius, Ibai y TheGregf están entre los diez más seguidos de sus casi ocho millones de creadores de contenido. A Damian Burns (Londres, 51 años), director general para Europa, Oriente Próximo y África de la compañía que Amazon adquirió en 2014, le impresionan otras cosas. Por ejemplo, el techo del aeropuerto de Madrid: la semana pasada al llegar a la ciudad tuiteó con socarronería que durante las dos horas que tuvo que esperar el control de pasaporte al menos podía contemplar la arquitectura de Barajas. O el hecho de que el seleccionador de España, Luis Enrique, se haya hecho un canal en Twitch y se conecte a diario desde Qatar. Los tiempos cambian, la tecnología se impone.

Pregunta. ¿Cómo está la salud de Twitch?

Respuesta. Estamos en un momento muy bueno. Durante la pandemia la gente buscaba conexiones durante un momento en que no podía haber contacto físico, y Twitch se convirtió en un lugar para ello. Crecimos en todas las métricas. Lo cierto es que con la vuelta a la normalidad no hemos caído: esos hábitos siguen. La gente descubrió creadores de contenido apasionados y sigue viéndolos.

P. ¿Y la de Twitch en España?

R. España tiene un nivel de creatividad enorme. Creo que esa es la clave del crecimiento que hemos experimentado en España: la creatividad de los creadores de contenido. Y también su pasión por lo que hacen. Hay mucho talento. Y hay un… ¿cómo lo diría? Sentimiento de comunidad, y no solo entre los más grandes. Colaboran mucho, se ayudan mutuamente, hacen eventos juntos. Y tienen mucho impacto en América Latina: su contenido cruza el océano, cosa que en otros mercados no pasa.

P. Las nuevas formas de entretenimiento crean una brecha generacional. ¿Qué le diría a mi padre para que se una a Twitch?

R. Bueno, lo primero le preguntaría qué le apasiona. ¿Quiere que alguien experto, carismático y accesible le hable de ello? Seguramente dirá que sí. Y seguramente haya alguien en Twitch que le interese y se quede a verlo.

P. ¿Tiene algún streamer español que le guste?

R. Hay muchos. Claro que me fascinan los increíbles números de Gregf, Ibai y demás, pero ayer estaba en un taxi, disculpándome por mi mal español y hablando de fútbol cuando el tipo me dijo: “¿Sabes que Luis Enrique tiene un canal de Twitch?” Y me quedé como: “¿sabe a qué me dedico?” (Risas).

P. Por él le iba a preguntar. ¿Qué le parece lo que hace?

R. Es increíble. Es la nueva frontera del deporte: alguien que entrena una selección puede hablar con la gente sin pasar por los medios tradicionales y hablar directamente con los fans.

P. Vaya... ¿y dónde nos deja eso a los medios tradicionales?

R. Pues… les dará mucho de lo que hablar. Además, un medio como EL PAÍS podría unirse a Twitch también.

P. Volviendo a Luis Enrique, ¿cree que puede crear escuela con otros profesionales?

R. Sí, en el entorno del deporte cada vez hay más. Está el piloto de Fórmula 1 Lando Norris, está Neymar, Sergio Agüero… Pero el caso de Luis Enrique es distinto: un entrenador nacional, en medio de un Mundial… lo hace tan accesible.

P. Ibai Llanos, el streamer más famoso de España, ha dejado caer que dejará Twitch y se irá a YouTube.

R. Bueno, hasta donde sé, dijo algo en un directo, pero luego creo que se ha contradicho. No puedo decir ahora mucho más, salvo que es un fenómeno y que ha ayudado mucho a Twitch. Así que… veremos qué pasa con él.

P. ¿Hay una guerra de plataformas? ¿Si se va Ibai, van a contraatacar?

R. El reto que tenemos no es tanto competir con otra plataforma, sino competir sencillamente por mantener la atención de la gente, que podría estar viendo programas de TV o cualquier otra cosa. Así que tenemos que cuidar a nuestra comunidad, a nuestros creadores: darles buenas herramientas, cuidarlos bien. Si seguimos haciéndolo, nos irá bien.

El presidente de Twitch Europa, Damian Burns.
El presidente de Twitch Europa, Damian Burns.Andrea Comas

P. En verano muchos twitchers se quejaron del cambio de suscripciones, con el cambio del modelo Prime y la subida de tarifas para suscribirse. ¿Entiende esas críticas?

R. Lo entiendo, sí, siempre que hay cambios en una plataforma es complicado que la gente lo entienda. A pesar de ello, creo que fuimos muy transparentes, y que al final los streamers afectados fueron una porción muy pequeña. Pero un negocio tiene que ajustar su estructura económica, su estructura operativa. De media, en los últimos cinco años la ganancia por hora del streamer se ha multiplicado por tres.

P. ¿Vivimos hay una burbuja con los influencers? ¿No teme que algunos jóvenes dejen de estudiar o de preparar su vida laboral para ser influencers?

R. Bueno, hay que tener claro que cuando uno piensa en streamers piensa en Ibai, pero solo un millón de nuestros ocho millones de streamers gana dinero con ello. Es una cifra muy alta, pero la gran mayoría lo hace por pasión, por la recompensa emocional que encuentra en su comunidad. Hay que ver cómo integras tu pasión en tu vida, de la misma manera que si juegas demasiado al fútbol, le quitas tiempo al estudio.

P. ¿Tiene hijos? ¿Les dejaría ser influencers?

R. Tengo tres, sí. La más pequeña tiene siete meses, así que no creo que… Bueno, la verdad es que sería entretenido (Risas). Mi hija mayor tiene doce y… pues, honestamente, no me importaría que streameara de lo que le apasione, cuando tenga la edad, claro. Al menos en Twitch, donde procuramos que sea un sitio seguro, con una buena comunidad.

P. Y si usted lo fuera, ¿de qué streamearía?

R. Ah, de fútbol. De hecho, he aparecido en la retransmisión de un amigo, que es del Tottenham. Como yo soy del Arsenal, pues nos dedicamos a discutir mucho.

P. Vivimos un cambio en las plataformas. No solo en Twitch. Tenemos YouTube Premium, Netflix con anuncios, Twitter de pago... ¿cómo ve el futuro de las plataformas?

R. No puedo hablar de la estrategia de monetización de otras compañías, pero es interesante ver cómo cada plataforma intenta evolucionar para conseguir dinero. Estoy seguro de que los próximos tres, cinco años, van a ser fascinantes, y críticos, para definir el espacio de los creadores de contenido.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Jorge Morla

Jorge Morla es redactor de EL PAÍS. Desde 2014 ha pasado por Babelia, Cierre o Internacional, y colabora en diferentes suplementos. Desde 2016 se ocupa también de la información sobre videojuegos, y ejerce de divulgador cultural en charlas y exposiciones. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS