Internet

Un nuevo fallo de un proveedor en la nube provoca una caída de webs en varios países

Servicios como Airbnb o Playstation Network, además de medios como EL PAÍS, han sufrido interrupciones en la tarde del jueves tras un fallo en la red de distribución de contenidos de Akamai

Un usuario comprueba en su ordenador la caída del servidor de EL PAÍS, este jueves.
Un usuario comprueba en su ordenador la caída del servidor de EL PAÍS, este jueves.Carlos Rosillo

Un fallo en los servicios de la compañía estadounidense de servicios en la nube Akamai ha provocado interrupciones en el servicio de compañías como Airbnb, plataformas de videojuegos como Playstation Network o Steam, aerolíneas como Delta Air Lines, cadenas de distribución como Costco Wholesale, servicios financieros como American Express, además de numerosos bancos como BBVA, o medios de comunicación como EL PAÍS, entre otros. Este fallo en el servicio ha impedido el acceso a la web o que se pudiesen visualizar imágenes dentro de las noticias. Poco antes de las 19.00 del martes, Akamai aseguró haber “implementado una solución para este problema y, según las observaciones actuales, el servicio está volviendo a funcionar con normalidad”. “Seguiremos vigilando para asegurarnos de que el impacto se ha mitigado por completo”, aseguró en una nota colgada en su cuenta de Twitter. La empresa ha confirmado que no se trata de un ciberataque. A principios de junio, un fallo similar en la compañía rival Fastly dejó fuera de juego a The New York Times, EL PAÍS, Amazon, Twitch, Paypal o Reddit.

Más información

La compañía ha explicado que la caída se produjo a las 17.46 de este jueves, cuando una actualización de la configuración del programa informático (software) ha provocado un fallo en el sistema DNS, el sistema que dirige los navegadores a los sitios web. “Esto provocó una interrupción que afectó a la disponibilidad de algunos sitios web de clientes”. La interrupción duró una hora, lo que tardó la empresa en revertir la configuración.

Los servicios de DNS son clave en el funcionamiento de internet. Cada página web cuenta con una dirección IP (protocolo de internet en inglés), que es el equivalente al número de teléfono. Se presenta como una cadena de cuatro o seis números separados por puntos, como por ejemplo 192.158.1.38. Las direcciones IP se han de traducir en nombres de páginas que podamos recordar, como elpais.com. De esto se ocupa el sistema Domain Name System (sistema de nombres de dominio), conocido por sus siglas DNS. La compañía ha prometido investigar este problema “de manera activa”, y ha animado a los clientes a contactar con el servicio técnico si están sufriendo impacto en el servicio como resultado.

La llamada nube la forman muchos ordenadores conectados en línea que alojan buena parte de los servicios a los que accedemos sin que estén en nuestro dispositivo. Ejemplos son los correos electrónicos, almacenajes como Dropbox o dispositivos caseros como Alexa. Este mercado está dominado por Amazon con su filial Amazon Web Services (AWS), seguidos de Microsoft y Google.

Mensaje sobre el incidente publicado por Akamai.
Mensaje sobre el incidente publicado por Akamai.

Estos ordenadores pueden estar situados en el otro lado del mundo (solo Akamai cuenta con 325.000 en 130 países, según explica al regulador bursátil estadounidense). Por eso, se pueden producir retrasos en la entrega de un contenido por internet. Es por eso por lo que existe un segundo nivel formado por otras firmas llamadas de red de distribución de contenido (CDN, por sus siglas en inglés). Una CDN es, básicamente, una red de servidores en diferentes centros de datos de todo el mundo que se dedican a almacenar de forma temporal copias de las páginas de sus clientes. La idea es evitar que la lejanía geográfica de un servicio o de sus servidores centrales, o una gran demanda de los usuarios, puedan provocar que una página tarde en cargarse o, incluso, que el sistema colapse. Una de ellas, Fastly, saltó a la fama tras su caída a principios de junio. Las otras dos más conocidas son Cloudflare y la propia Akamai.

Las caídas como la de hoy son, por lo general, relativamente breves. Las tres grandes caídas similares de servicios en la nube recientes fueron de Cloudflare en 2019 y 2020 y de Amazon Web Services (AWS) en 2017, además de la de Fastly a principios de junio.

Akamai fue fundada en 1998 por Daniel Lewin, un exalumno del MIT que falleció tres años después, con apenas 31 años, en uno de los aviones que usaron los terroristas para los atentados del 11-S sobre las Torres Gemelas, tras ser apuñalado por uno de los secuestradores. La compañía registró un beneficio neto de 155,7 millones de dólares en su primer trimestre fiscal, finalizado el 31 de marzo, lo que supuso un alza interanual del 25,8%.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50