Isabel del Pozo: “Sería una pena articular estos fondos sin un plan claro de acción”

La directora de Programa de Fondos Europeos en Airbus reclama “una hoja de ruta clara, un plan estratégico nacional en diferentes áreas tecnológicas y enfocado a diferentes sectores industriales claves”

Los próximos años estarán marcados por la llegada del Fondo Europeo de Recuperación de la Covid 19 Next Generation EU procedentes de la Unión que deberán financiar los proyectos que contribuyan a la reactivación y muy especialmente la digitalización de la economía española. Algunos analistas hablan incluso de un “momento fundacional”, como el que se produjo con la entrada de España en la Unión Europea. Hablamos al respecto con Isabel del Pozo, directora de Programa de Fondos Europeos en Airbus.

Pregunta. En el ámbito de la digitalización, ¿qué nos jugamos como país con la correcta gestión y aprovechamiento de estos fondos?

Respuesta. Los fondos europeos son sin duda determinantes para acelerar la transición digital de nuestra sociedad e industria. Nos permitirán tener una industria nacional conectada, eficiente, flexible y referente digital a nivel europeo.

Para aprovecharlos bien y asegurarnos de que las inversiones sean efectivas hace falta una hoja de ruta clara, un plan estratégico nacional en diferentes áreas tecnológicas y que esté enfocado a diferentes sectores industriales claves. También será necesario que aglutine esfuerzos y sinergias entre actores y sea capaz de atraer y asegurar grandes inversiones.

En el ámbito de la digitalización, es clave consolidar una infraestructura a nivel nacional, que permita conectar personas, procesos y máquinas, y que cubra las necesidades de las cadenas de valor de la pequeña, mediana y gran empresa. A su vez, esta transición digital supone transformar el tejido industrial para que sea capaz de modificar su modelo productivo, dirigido por gestión y explotación de datos en tiempo real. Resulta fácil lanzar pruebas de concepto y pilotos, pero una transformación digital del negocio requiere un plan integral. Va a requerir un esfuerzo global, de toda la cadena de suministro, de las empresas tractoras, sus proveedores y de las empresas desarrolladoras de la infraestructura necesaria. Y para ello necesitamos la colaboración público-privada.

Tenemos una gran oportunidad en Europa, y en particular en España, y no podemos desaprovecharla. La pandemia nos ha dejado claro que la industria del futuro debe priorizar los sectores económicos estratégicos y de mayor valor añadido, fomentando el desarrollo de procesos de producción flexibles y robustos. Para España estos fondos son una oportunidad única para mantener una posición relevante en la industria aeroespacial europea y en el mundo, tenemos que conseguir que sea un referente en la transformación digital. La consolidación de una industria digital permitirá a España ser más competitiva en los mercados internacionales; tener una mayor flexibilidad, control y adaptación a cambios en los procesos de producción.

P.¿En qué tipo de proyectos debería centrarse España para que se cumplan los objetivos de crear empleo de calidad y contribuir a la reactivación de la economía y cuáles podrían ser esos ejes tractores o sectores específicos donde España podría tener oportunidad de convertirse en referente?

El sector aeronáutico tiene un papel protagonista en la economía española, por garantizar la interconexión y cohesión entre los territorios, por ser fuente de generación de empleo de calidad y por su aportación al PIB español. Nuestro sector es una referencia y escaparate en inversión I+D+i, un factor fundamental para atraer y retener talento, tiene una fuerte capacidad de impulsar innovación en toda la cadena de suministro, en gran parte PYMEs y empresas de ámbito regional.

Para poder afrontar los retos tecnológicos, alcanzar los objetivos de transición ecológica y transición digital y transformar el sector nacional para que sea más resiliente y competitivo a futuro necesitamos trabajar conjuntamente, administración y empresa, de manera rápida y eficiente, no podemos permitirnos dejar sin ejecutar ni una parte de los fondos europeos.

La actividad aeronáutica aún tiene una alta dependencia de combustibles fósiles a día de hoy. Es necesaria una colaboración público-privada para llevar a cabo los retos tecnológicos propios del sector y garantizar un ecosistema que facilite e impulse los nuevos combustibles y vectores energéticos. Esta colaboración público-privada junto con una hoja de ruta clara son fundamentales para afrontar conjuntamente los riesgos tecnológicos, reduciendo incertidumbre sobre la disponibilidad de financiación en un periodo de tiempo multianual y asegurar así la ejecución de las iniciativas y el compromiso de los recursos privados.

P. ¿Cuáles son los errores que no debemos cometer en el proceso de ejecución de estos fondos para evitar que lo que parece una enorme oportunidad se convierta en un gran fiasco?

Sería una pena articular estos fondos sin un plan claro de acción, una hoja de ruta bien definida que aglomere los esfuerzos de grandes, medianas y pequeñas empresas de los diferentes sectores hacia unos objetivos comunes. Una inversión desarticulada puede llevar a esfuerzos redundantes que no sumen. Por ello, apoyamos los esfuerzos del gobierno por definir los fondos para los sectores claves industriales y estamos encantados de contribuir como empresa tractora del sector aeronáutico y espacial.

Y no solo es fundamental la definición de los planes estratégicos, sino que también es clave asegurar su gestión, monitorización y correcta ejecución de acuerdo con la hoja de ruta marcada y los objetivos definidos.

Como hemos podido comprobar con el recientemente aprobado Proyectos Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico, necesitamos una unidad de gestión de estos planes estéticos que se encargue de garantizar su ejecución, que esté coordinada con los diferentes departamentos afectados de la administración, y que se apoye en lo posible en mecanismos existentes para fomentar y desarrollar I+D+i ya definidos y validados por Europa y aquellos nuevos que se establezcan a este efecto, al objeto de asegurar aspectos como la coordinación, correlación y continuidad de las propuestas en las diferentes fases de su ejecución temporal; la coherencia entre iniciativas que requieran un esfuerzo para investigar y madurar tecnologías, conceptos operaciones o soluciones a lo largo de la implementación y la consistencia y complementariedad de las iniciativas que se impulsen a nivel estatal, regional y local.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción