Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cabify denuncia que el Mobile veta su participación en una conferencia por “razones políticas”

La organización argumenta que "cuando la tecnología trasciende a la política", el salón no se puede involucrar

Conductores de VTC se manifiestan este martes ante la Generalitat.
Conductores de VTC se manifiestan este martes ante la Generalitat.

La plataforma Cabify ha denunciado que la organización del Mobile World Congress (MWC), que se celebra esta semana en Barcelona, ha vetado su participación en una de las conferencias del congreso. Fuentes de la compañía han explicado que Cabify estaba convocada por la GSMA, la patronal de la telefonía móvil desde hace unos dos meses, para participar en un evento en el 4FYN, el espacio de la feria para los emprendedores, sobre el crecimiento de start ups españolas. Fuentes de Cabify han explicado que hace tres semanas les anunciaron que no podrían participar por "razones políticas" a través de un correo electrónico. "Lamentamos una decisión, que nos parece ridícula", señalan las mismas fuentes sobre una decisión que ha adelantado El Mundo. La organización argumenta que, con el objetivo de celebrar con éxito el evento, el salón "no se puede involucrar en temas políticos"

Uber y Cabify anunciaron el fin de sus operaciones en Barcelona el pasado mes de enero. Las empresas respondían así a la aprobación, por parte del Gobierno de la Generalitat, de un decreto ley que obliga a precontratar con 15 minutos de antelación los servicios de los coches con licencia de vehículo de transporte concertado (VTC). La norma catalana fue aprobada tras una dura huelga de los taxistas de Barcelona, que bloquearon la Gran Via de la ciudad durante una semana para protestar contra la "competencia desleal" que, a su juicio, ejercen las plataformas Uber y Cabify.

El decreto del Govern incluyó además otra de las demandas de los taxistas, y habilitó a los Ayuntamientos y al Área Metropolitana de Barcelona -un ente supramunicipal que engloba a Barcelona y a 35 municipios de su alrededor, y que preside la alcaldesa Ada Colau- para que pudiesen ampliar el margen de precontratación con un reglamento propio.

Precisamente, el reglamento metropolitano será aprobado hoy, y amplía los 15 minutos a una hora de antelación. El Gobierno de la Generalitat también llevará esta semana el decreto al Parlament para su convalidación, pese a que el Consejo de Garantías Estatutarias, un órgano consultivo de la cámara catalana cuyas resoluciones no son vinculantes, ha considerado que el decreto ley "vulnera la libertad de empresa". Estos días, conductores de coches que utilizan licencias VTC se manifiestan a las puertas del MWC para protestar contra las restricciones impuestas por el Govern y por la AMB.

Es en este contexto que Cabify ha denunciado el veto, por parte de GSMA, de su participación en una conferencia en el salón 4YFN. "No somos una organización política, por lo que no está en nuestro ánimo involucrarnos en temas políticos", argumenta la asociación en un breve comunicado. La patronal del móvil entiende que la tecnología "puede tener un efecto polarizador en algunos sectores, y los debates son obviamente muy complejos". Por ello, asegura: "Cuando la tecnología trasciende a la política, nosotros, como organizadores del evento, no podemos involucrarnos en tanto en cuanto va en detrimento de ofrecer el mejor evento posible".

La conferencia en cuestión se titula From zero to hero ("Desde el cero hasta el héroe"), sobre las startup que han alcanzado un gran crecimiento en los últimos años, como es el caso de Cabify, considerada como un "unicornio" español (la denominación que reciben las empresas emergentes que levantan importantes rondas de inversión").

Colas para el taxi

Con la huelga de metro y con la imposibilidad de pedir un Uber o un Cabify, este lunes coger un taxi a la salida del Mobile World Congress era una proeza y un ejercicio de paciencia. Los asistentes tardaban más de 40 minutos en acceder a uno si se ponían en la parada destinada para ello en la puerta de la feria, y si intentaban pedir uno por teléfono no lo lograban antes de 20 minutos, una vez conseguían hablar con la emisoras.

Fuentes del sector del taxi señalan que hubiera sido muy positivo contar ya con la opción del taxi compartido en Barcelona, un servicio que todavía no está regulado. "Habría evitado estas largas esperas", dicen.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información