Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Móviles plegables, 5G, con baterías de 18.000 mAh… ¿tengo que correr a comprarlos?

El alto precio de los primeros, la falta de redes para sacar provecho de los segundos y el grosor de los terceros no parece que ayude a revertir la caída de ventas de 'smartphones'

El móvil plegable de Huawei Mate X, en una vitrina.
El móvil plegable de Huawei Mate X, en una vitrina.

Los móviles plegables se han convertido en la gran novedad del MWC 2019. Todo el mundo habla de ellos. Para bien y para mal, aunque solo se hayan podido ver en vídeo y físicamente a través de urnas. También son noticia este año los smartphones con conectividad 5G, los que llevan cinco cámaras de foto e incluso uno con batería de 18.000 mAh de Energizer. Pero, ¿hay que salir corriendo a comprárselos en cuanto estén en las tiendas? ¿lograrán todos estos avances tecnológicos tirar de un mercado, el de los teléfonos inteligentes, que el pasado año cayó un 4,1% en ventas en unidades, según IDC? “Yo no lo creo. No veo en la feria nada revulsivo que vaya a cambiar esa tendencia en 2019. Es algo muy difícil cuando ya en los mercados maduros todo el mundo tiene un móvil y todos aspiramos a comprarnos uno que nos dure cuantos más años mejor”, dice Carles Garrigues, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la UOC.

Pero vayamos por partes. ¿Qué aporta cada una de esas innovaciones y por qué no tirarán del mercado? Los nuevos móviles plegables Galaxy Fold y Huawei Mate X suponen realmente algo nuevo en el mercado, pero tienen pros y contras. Entre los primeros, su pantalla desplegada permite hacer multitarea real. Entre los segundos, que son más abultados que los actuales y, claramente, el precio. ¿Quién se va a comprar un móvil que cuesta tanto como una tele (1.980 dólares el de Samsung y 2. 299 euros el de Huawei)?

Al profesor de la UOC no le extraña, sin embargo, lo abultado de su precio. “Piensen que es un producto que rompe con lo que hay en el mercado. Hoy, la competencia es brutal y si ponemos los móviles sobre la mesa son todos muy parecidos, así que las grandes compañías hacen inversiones enormes para intentar innovar y diferenciarse del resto, y eso lógicamente se paga”. Pero, además, añade Garrigues, estos terminales plegables van a ser por el momento un producto nicho, es decir, “solo los comprarán quienes quieran estar a la última y tenga mucho dinero”, y eso eleva su precio porque el factor escala influye mucho.

Este experto añade, no obstante, que los móviles plegables que se están viendo en el Mobile no serán los del futuro, sino los primeros de esta nueva categoría que habrá que ver cómo evoluciona. “Si tienen buena acogida, más fabricantes se sumarán a la tendencia, más inversión habrá y podremos llegar a tener móviles plegables tan delgaditos como los modelos que llevamos hoy. Pero, si eso no ocurre, tampoco descarto la opción de que se abandone. Ya ha ocurrido con otras tendencias, como los móviles modulares, que no tuvieron el éxito esperado”.

Predecir el gusto del consumidor en los gadgets es difícil. De hecho, ya hay quien se atreve a asegurar que los smartphones plegables serán un dispositivo que solo atraerán a aquellas personas que estén interesadas en tener una tableta, además de un móvil, y piensen que así sería más fácil, pues la pueden llevar en el bolsillo.

Compatibles con el 5G

¿Y qué pasa con los smartphones 5G? Ahí, el futuro es claro, según el profesor de la UOC. “Las redes móviles van a evolucionar hacia ahí, así que más tarde o más temprano todos los móviles pasarán a ser 5G”. Huawei, Samsung, LG, Xiaomi, Motorola, Oppo o ZTE han dejado claro que quieren estar en la parrilla de salida para cuando las redes 5G se desplieguen.

Son terminales preparados para explotar mayores velocidades de transmisión y, sobre todo, una menor latencia (el tiempo de respuesta que tarda un dispositivo desde que recibe una orden hasta que la ejecuta), pero la cuestión es ¿interesa al consumidor comprárselo ya, cuando las redes no están aún operativas y no hay muchas aplicaciones para explotar su rendimiento extra? “Solo compensará si el usuario adquiere el terminal previendo usarlo durante muchos años. En caso contrario no”, señala Garrigues, porque como aclara hasta finales de 2020 no se espera que haya redes 5G desplegadas comercialmente, al menos en España.

El profesor advierte, además, de un efecto negativo que pueden tener los móviles 5G sobre la industria del smartphone en el corto plazo. “Hay mucha gente dentro del ecosistema móvil que cree que el efecto llamada que se está generando con el 5G va a frenar las ventas de móviles 4G este año, pues habrá personas que prefieran esperar a que lleguen los nuevos modelos 5G y no renovar el que ya tienen con otro 4G”.

Crece el número e cámaras

Respecto a los móviles con cada vez más cámaras (Nokia ha presentado uno en este MWC con cinco en su parte posterior y el Fold de Samsung saldrá con 6), este experto cree que la evolución “tiene sentido, incluso para un usuario que no sea un friki”, porque cada cámara tiene una función diferente: teleobjetivo, gran angular, efecto desenfoque, función monocromo para fotos en blanco y negro… La china Oppo incluso ha presentado en este Mobile un zoom óptico lossless que tendrá 10x, una tecnología que permitirá fotografiar objetos o personas lejanas sin perder detalles o calidad en la foto.

Garrigues apunta, sin embargo, que la mayoría de la gente que tiene un móvil de última generación no explota todo el potencial de sus cámaras. “Solo activan la cámara y hacen la foto sin explorar nada más”. El profesor también cree que igual que dejó de tener sentido incrementar el número de megapíxeles, ocurrirá con el número de cámaras. ¿Cuál va a ser el extremo: que los móviles lleven cinco, seis? “No lo sé, pero es evidente que tiene un límite, porque más cámaras supone más hardware dentro del teléfono y más consumo de batería”.

Autonomía

Por último, y ligado a la autonomía de los smartphones, el fabricante de pilas Energizer presenta en este Mobile un terminal con una batería de 18.000 mAh, el Energizer Power Max P18K Pop. Aunque la compañía dice que el aparato puede estar hasta 50 días encendido en standby, se puede escuchar cuatro días seguidos de música sin parar o dos reproduciendo vídeos, Garrigues subraya que el terminal seguirá utilizando una batería de ión-litio, por lo que no habrá un gran salto cualitativo.

“Lo habrá cuando cambiemos de tecnología, igual que se cambió del niquel cadmio al ion litio. Y también cuando llevando esa batería de 18.000 mAh el terminal sea igual de fino y de ligero que los que utilizamos hoy”. No es el caso. El móvil de Energizer es bastante ladrillo, pues tiene casi dos centímetros de grueso, aunque la empresa ha prometido que la versión definitiva que se pondrá a la venta en unos meses será algo más fina, vendrá con una cámara pop-up y costará 899 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información