Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La feria mundial audiovisual convierte Barcelona en la capital del sector

La Fira y el evento ISE esperan acoger cerca de 1.200 empresas y 80.000 visitantes

80.000 personas visitaron la Integrated Systems Europe durante su última edición
80.000 personas visitaron la Integrated Systems Europe durante su última edición

La Fira de Barcelona ha logrado, tras meses de negociación y bajo la dirección de Constantí Serrallonga, asociarse con la prestigiosa Integrated Systems Europe (ISE), la feria tecnológica líder del sector audiovisual que se celebra cada año en Ámsterdam. A partir del año 2020, el evento tendrá lugar en la capital barcelonesa, donde se espera recibir cerca de 80.000 visitantes y 1.200 empresas que expondrán sus últimas novedades e innovaciones distribuidas en siete categorías tecnológicas. Los expositores, además de mostrar al público y demás interesados sus productos y sistemas, esperan establecer acuerdos comerciales con otras compañías. El evento, junto con la Mobile World Congress, convierte Barcelona en un lugar clave para el sector audiovisual a nivel mundial.

Son siete las categorías de subproductos que se mostrarán en la feria: cableado, control remoto manual, proyección, infraestructura para conferencias, sistemas de audio, señalización digital y gestión de contenidos. Además de estas vertientes, cada año el evento incorpora distintas temáticas específicas. La última edición abordó la automatización de edificios, cartelería digital, soluciones residenciales, espectáculos en directo, tecnología para el trabajo, nuevos sistemas de docencia audiovisuales y realidad aumentada, virtual y mixta.

Bajo estas categorías, la feria mundial audiovisual pone a disposición del público y de las empresas participantes todo tipo de productos y sistemas innovadores destinados a captar la atención y conseguir un hueco en el mercado. Desde pequeños dispositivos como cableado y mandos a distancia, hasta grandes muros de pantallas de vídeo y sistemas de proyección, es posible encontrar multitud de dispositivos y observar en primera persona su funcionamiento: micrófonos inalámbricos, softwares para comercio, proyecciones, iluminación LED, amplificadores de sonido…

Además, las conferencias y las sesiones formativas han sido habituales durante la mayoría de ediciones de la ISE. De hecho, su vertiente educativa incorpora sistemas audiovisuales dirigidos a docentes y estudiantes que pretenden mejorar la experiencia de aprendizaje en las aulas, como las pizarras interactivas, e incluso en los hogares, como los campus virtuales.

La planta de exposición es la actividad principal de la feria. El evento, no obstante, incluye una serie de cenas y reuniones comerciales y festivas que, según la organización, “contribuyen a un ambiente amistoso y agradable para empresas y visitantes”.

15 años de evolución

La ISE se fundó en el año 2004 en Ginebra y, desde entonces, ha visto evolucionar en gran medida las tres variables en las que basa su estudio de crecimiento: número de visitantes, expositores y suelo utilizado. De los 120 expositores y 3.500 personas que acudieron a la primera edición, el salón acogió en Amsterdam el pasado mes de febrero más de 1.200 empresas y 80.923 visitantes. En este sentido, los países más representados en 2018 fueron Los Países Bajos, Alemania y Reino Unido, con más de 17.000 personas provenientes del primero y cerca de 9.500 de los dos segundos. España, por su parte, ocupó el puesto número nueve, con 1987 visitantes procedentes del país. En cuanto al suelo, la feria comenzó ocupando 2.800 metros cuadrados en el año de su fundación hasta medir 53.313 metros cuadrados en la última edición.

Las dimensiones y nivel de los profesionales del ISE son comparables a los del Mobile World Congress, el evento de móviles que también se celebra cada mes de febrero en Barcelona y que continuará como mínimo hasta el año 2023, cuando finaliza su contrato con la capital. Ambas ferias tienen una duración de cuatro días, de lunes a jueves. Para que no coincidan, la Fira de Barcelona deberá cambiar la fecha de la ISE, que durante los últimos años se ha celebrado en Ámsterdam también en el mes de febrero.

La Fira de Barcelona espera un impacto económico directo sobre la región bastante similar al de Mobile, que, según se calcula, asciende aproximadamente hasta los “470 millones de euros anuales y crea cerca de 13.000 empleos temporales”. La organización, además, destaca el fomento al desarrollo de las nuevas empresas y actividades que puedan surgir a raíz del evento en un sector que, hasta la fecha, ha tenido poca presencia en Cataluña.

Más información