Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Conectados’: el proyecto para que los adolescentes naveguen de forma segura

Google, BBVA y la FAD desarrollan una aplicación y ofrecen materiales formativos para profesores y padres

Un centenar de adolescentes en el acto de presentación de Conectados. Ampliar foto
Un centenar de adolescentes en el acto de presentación de Conectados.

Los adolescentes navegan diariamente en un mar de selfies, memes, noticias falsas, tweets y muchas otras publicaciones. Pese a que son nativos digitales, estar en redes sociales exige de los jóvenes un aprendizaje continuo. El proyecto Conectados, presentado este lunes en el campus de Google, busca promover el uso adecuado y responsable de las nuevas tecnologías entre los adolescentes españoles. Para ello, se ha desarrollado una aplicación y se ofrecen materiales formativos para profesores y padres.

"¿A cualquiera se os ocurriría dejar en el parque vuestro álbum de fotos? ¿Subir a un coche de alguien que no conocéis? ¿Abrir la puerta de casa a un desconocido? No, ¿verdad? Pues en Internet tampoco tenéis que hacerlo", ha explicado el director de políticas públicas de Google en España, Francisco Ruiz, a un centenar de adolescentes en la presentación de Conectados. Entre ellos estaban Alberto Salgado y Michelle Mizhquiri, de 12 años. Ambos reconocen no ser del todo conscientes de los riesgos que puede traer el mal uso de las nuevas tecnologías. En España, el 21% de los adolescentes de 14 a 18 años realizan un uso compulsivo de las mismas.

La iniciativa de Google, BBVA y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) pretende mostrárselo a través de una aplicación. Se trata de un juego el que se propone a los adolescentes que encuentren a Ana, una amiga que voluntariamente se ha escondido. Para hacerlo tienen que seguir las pistas que encuentran en su teléfono móvil y el rastro digital que ha ido dejando en redes sociales.

El primer reto consiste en rellenar un formulario. Alberto y Michelle van completando las pruebas, entre otras la de hacerse un selfie, averiguar cuál es la capital de Tayikistán o multiplicar 70 por 60. Cuando llegan a la última pregunta del formulario, se llevan una sorpresa: les pide que solo respondan a la segunda pregunta. Michelle y Alberto, como muchos de sus compañeros, se han precipitado, pues en la primera pregunta ponía lo siguiente: "Solo lee las preguntas antes de hacer nada". "Nos han trolleado", comenta Alberto, que asegura haberlo leído demasiado rápido. Este es uno de los riesgos que corren los jóvenes en Internet. Pero en el juego también se trabajan otros aspectos, como la propiedad intelectual o la privacidad.

Además, quienes lo completan participan en un concurso abierto hasta el 31 de marzo. Por el momento, más de 6.000 jóvenes de 14 a 16 años ya lo han hecho y pueden ganar varios dispositivos electrónicos. El objetivo es también que estos adolescentes valoren las posibilidades que abre, por ejemplo, un smartphone. "El móvil que ahora mismo tenéis con vosotros tiene más computación que los ordenadores que llevaron al hombre a la luna", les ha explicado Ruiz.

Formación para familiares y docentes

El proyecto también incluye materiales formativos para familias y profesores. Para orientar a los padres, se ha elaborado un decálogo con pautas concretas como establecer normas claras para regular el uso de Internet, videojuegos o el móvil. Por ejemplo, es importante que los padres controlen cuándo, cuánto y dónde se utilizan. A Anass Agharbi, de 13 años, no le permiten llevar el móvil a clase. "Mis padres me dicen, ¿tú a qué vas al instituto? ¿A estudiar o a estar con el móvil?", afirma.

También se han elaborado vídeos tanto para familias como para docentes. Uno de ellos trata sobre la gestión de la reputación online. "La información que publicas en Internet es como el libro en una librería. Hay que diferenciar entre lo público y lo privado", sostiene el protagonista del vídeo. Los profesores tienen acceso además a un curso sobre ciudadanía digital y seguridad.

En el marco del proyecto, se esta elaborando una encuesta escolar para analizar el impacto de las nuevas tecnologías en los adolescentes de 14 a 16 años. La directora general de la FAD, Beatriz Martín, considera que los jóvenes perciben el universo digital como algo imprescindible. "Los que no usan o no frecuentan las redes sienten que están en riesgo claro de exclusión y marginación", sostiene. Esta encuesta, cuyos resultados se publicarán en el mes de junio, analizará, entre otros aspectos, para qué utilizan los jóvenes las nuevas tecnologías y cómo repercute su uso en la vida escolar o familiar. Todo ello poniendo "una especial atención" a la perspectiva de género.

Más información