Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft descarta que Windows 10S sea una nueva versión y apuesta por convertirlo en un modo

El programa dispondrá de un ‘botón simple’ para hacerse más sencillo y seguro

Portátiles con el Windows 10 de Microsoft.
Portátiles con el Windows 10 de Microsoft.

Microsoft acaba de dar un considerable giro estratégico y lo ha hecho mediante un tuit que ha borrado de un plumazo los planes iniciales de la compañía con respecto a Windows. Ha sido el mismísimo Joe Belfiore, máximo responsable de sistemas operativos de la compañía, quien ha empleado su cuenta personal de Twitter para explicar que Windows 10S será un modo de la plataforma y no una versión del sistema operativo en 2019. Este simple mensaje tiene importantes implicaciones en la estrategia de producto de Microsoft, pero también para el usuario que, a la postre, saldrá ganando.

¿Qué es Windows 10S? En mayo del año pasado, los de Redmond lo presentaron como una iteración más de la plataforma que coexistiría con las versiones Home y Pro, y se trataría de una compilación orientada al sector educativo, donde Google se estaba haciendo más fuerte. El objetivo parecía claro: hacer frente a los económicos y funcionales Chromebook con una versión más sencilla, compacta y ligera que redundaría en equipos más económicos. Esta versión llegó ya incorporada en el Surface Laptop y con la opción de ‘saltar’ a Windows 10 Pro mediante el pago de una actualización.

Windows 10S es, en realidad, una versión idéntica a Windows 10 Pro salvo por un condicionante fundamental: el ecosistema está más protegido. La gran diferencia -Microsoft lo explica de forma diáfana en un cuadro- reside, por un lado, en que en esta versión no se podrán instalar aplicaciones fuera de la Microsoft Store, la tienda oficial de la plataforma, y por otro, en el que el único navegador soportado será Edge (el heredero de Internet Explorer). ¿Qué gana el usuario con estas dos restricciones? Absoluta seguridad: las aplicaciones descargadas de la tienda oficial están garantizadas y revisadas y resulta virtualmente imposible que se cuelen virus o malware a través de las mismas. En realidad, esta medida supone adoptar la estrategia que ha seguido con gran éxito Apple en primer lugar y luego Google con ChromeOS.

Sin embargo, esta seguridad tendrá un precio para el usuario: no podrá instalar aplicaciones que no estén en la Microsoft Store, y les aseguramos que son muchas todavía las que no están disponibles. En este terreno y a diferencia de Apple (sobre todo con iOS), todavía son muchos los desarrolladores que no han dado el paso de adaptar sus aplicaciones a la tienda y siguen siendo muchas y notables las ausencias. No obstante, se trata de una estrategia a largo plazo mediante la cual la firma fundada por Bill Gates irá ‘cerrando’ la plataforma para garantizar la seguridad y el óptimo rendimiento.

Belfiore se refiere en su mensaje a un ‘modo’ que puede ser activado por el propio usuario en la configuración del dispositivo; un ‘botón simple’ que transformará la plataforma en una versión más segura y, sobre el papel, con un rendimiento de las apps más optimizado que en las versiones actuales. Microsoft presenta Windows 10S como “más seguro y con un rendimiento superior” en la página del producto y ya sabemos que en 2019 podremos acceder voluntariamente mediante la pulsación de un botón, pero algo nos dice que esto es solo el comienzo en una ruta que llevará a la plataforma inevitablemente a converger hacia un ecosistema más cerrado y seguro. Y eso al final redundará en un evidente beneficio para el usuario.

Más información