Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wibson, la ‘app’ que permite a cualquier persona ganar dinero con sus datos personales

Telefónica, a través de Wayra, invierte en esta empresa que crea un mercado descentralizado de datos basado en ‘blockchain’

Wibson, la ‘app’ que permite a cualquier persona ganar dinero con sus datos personales

Que los datos son el petróleo del siglo XXI es un mantra cada vez más escuchado. Pero la metáfora va tomando cuerpo. Una muestra es Wibson, una empresa con sede en Silicon Valley que ha presentado en el Mobile World Congress un marketplace descentralizado de datos, basado en la tecnología blockchain, que permitirá a cualquier usuario gestionar su información personal y obtener ingresos a cambio de sus datos. “Y todo de una forma segura y anónima”, explica su fundador y CEO, Mat Travizano.

La compañía ha captado en un mes 16 millones de dólares y cuenta entre sus inversores con Telefónica (a través de Wayra), Kenetic Capital, DG Capital y LinkVC, además de otros inversores ligados al mundo de las finanzas y de las criptomonedas. El lanzamiento oficial de laapp en la que ha tomado forma Wibson está prevista para el próximo 11 de mayo en Nueva York.

Travizano cree que ha llegado el momento de que los ciudadanos retomen el control de sus datos y se beneficien del valor que estos generan. “En la economía actual, los datos son el dinero, como demuestra el valor estratosférico que tienen en Bolsa Google, Facebook, Apple, Amazon o Microsoft”. Este emprendedor recuerda que, aunque internet es un sistema fundamentalmente descentralizado que vincula miles de millones de dispositivos para mejorar la comunicación, las empresas han utilizado hábilmente los protocolos que la sustentan para crear aplicaciones y servicios que capturan y controlan cantidades masivas de datos personales.

“Se ha construido un ecosistema alrededor de nuestros datos y de nuestra identidad que definitivamente tiene que ser cambiado. Las reglas han de cambiar. La gente no quiere que Google y Facebook sean los dueños de sus datos; que sepan más sobre ellos que ellos mismos”, señala Travizano. Sin embargo, el fundador de Wibson matiza que cuando puso en marcha su proyecto no pensó tanto en combatir el negocio de estos titanes tecnológicos sino el de los data brokers, empresas como Experian o Axciom. “Los primeros, ciertamente se aprovechan de nuestros datos de forma gratuita y son poco transparentes, pero nos aportan un gran valor. Imagínese qué ineficiente y lento sería hoy el mundo sin Google o Facebook. Pero, los segundos, obtienen suculentos ingresos con nuestros datos sin darnos nada a cambio”, subraya.

Se ha construido un ecosistema alrededor de nuestros datos y de nuestra identidad que definitivamente tiene que ser cambiado. Las reglas han de cambiar

Según Travizano, solo en Occidente hay 5.000 data brokers que cogen datos personales, la mayoría de las veces sin que el usuario lo sepa y sin su permiso expreso.

Wibson se apoya en la tecnología blockchain, y ello permite a los usuarios tener una relación directa con las empresas que quieran utilizar sus datos. “Cambiaremos complemente la dinámica del mercado. Ahora los consumidores recuperarán el control de sus datos, serán ellos quienes decidan cómo y cuándo monetizarlos, sabrán a quién se los vende y qué uso se va a hacer de ellos. Y también consensuará el precio que tienen”.

Para Jehan Chu, socio gerente de Kenetic Capital, el mercado de Wibson no solo beneficia a los consumidores al proporcionarles la capacidad de controlar y monetizar su información personal, “también brinda a los anunciantes y organizaciones interesadas en esos datos, el acceso a información verificada, de alta calidad, y con el consentimiento explícito del consumidor. Un mecanismo que será absolutamente crítico a medida que nuevas regulaciones de privacidad, como el GDPR (la nueva ley de privacidad de datos europea), entren en vigencia en los próximos meses”.

Pero, ¿cómo funciona este mercado de datos? Según explican sus impulsores, los usuarios solo deben conectar a la aplicación de Wibson (lista para iOS y Android) sus cuentas de Facebook, LinkedIn, Gmail, su GPS del móvil, cualquier fuente de datos personales. A partir de ahí, la información se encripta en sus teléfonos móviles (“No hay nada que se guarde en Wibson”) y empiezan a recibir ofertas de compradores de datos, que pueden ser aceptadas o no.

Una vez que se confirma una transacción, los consumidores recibirán el pago por compartir sus datos. “Blockchain hará que siempre exista un contrato inteligente entre comprador y vendedor del dato, que establecerá las condiciones de uso de esa información”, aclara Travizano, que añade que el cobro se hará en una criptomoneda llamada Wibcoin.

El fundador de Wibson apunta otro dato sobre el mecanismo que han ideado para garantizar la calidad de los datos. “Hemos incluido en el proceso una figura que llamamos notario para que verifique que los datos son ciertos. Estos notarios son empresas (telecos, bancos y otras grandes corporaciones) que ya cuentan con millones de datos de usuarios. La compañía ya ha cerrado algunos acuerdos en este sentido, “que aún no podemos revelar”.

Este martes para mostrar el poder del Marketplace, Wibson mostrará cómo están utilizando la app Marta C. González, profesora asociada de la Universidad de Barkeley, para un proyecto de optimización del tránsito y reducción de emisiones de CO2, para lo que se pedirá a los usuarios datos anónimos de localización, y Esteban Moro, profesor del Departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid. En este caso, se utilizarán datos anónimos de Facebook y de localización para ver cómo cambia el comportamiento y estado de ánimo en las redes sociales en función de si hace calor o frío.

¿Y cómo prevé el impulsor de Wibson rentabilizar esta aplicación? “Realmente lo quiero utilizar como una vía para obtener datos para mi otra empresa, Gran Data”. Travizano, que es un emprendedor en serie, está dispuesto, dice, a crear un databroker “justo, transparente”.

Más información