Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un satélite surcoreano con sello español

Thales Alenia Space integra en Madrid herramientas en los paneles más grandes de España

Responsables del proyecto Geokompsat 2 frente al panel del satélite.

La carrera espacial de Corea del Sur tiene como objetivo clavar su bandera en la Luna. Y en Madrid, una quincena de ingenieros y técnicos de Thales Alenia Space España trabajan para que se cumpla su misión. La compañía está integrando los subsistemas de los paneles de los dos satélites que los surcoreanos tienen previsto lanzar en mayo de 2018 y marzo de 2019. Los aparatos se encargarán de la observación de la Tierra, del estudio meteorológico y del medioambiente y de la monitorización del clima espacial y del océano. El primer paso para conquistar el espacio. Los paneles se esconden en las dependencias de la compañía franco-italiana, ubicadas Tres Cantos, en un laboratorio similar al de las películas de ciencia ficción. “El plan espacial de Corea del Sur es ambicioso; planean ir a la Luna en pocos años”, explica David Alonso, jefe del proyecto, denominado Geokompsat 2.

El contrato entre los dos países se firmó en 2014 por 21 millones de euros tras ganar en un concurso internacional a Alemania. Un hito en la historia de la ingeniería aeroespacial española. Los paneles de los dos satélites, de tres metros de longitud y 70 kilos cada uno, se encuentran meticulosamente escondidos en las entrañas de la empresa, en el área limpia más grande de España: 1700 m2 de salas donde los niveles de higiene del aire deben mantenerse dentro de unos límites concretos. Por allí pululan los científicos. Bata blanca, patucos y gorros de rejilla para el pelo. No están permitidos los bolígrafos o los teléfonos móviles. Cuestiones de higiene y seguridad.

Los ingenieros trabajan con máquinas inefables, ordenadores, cables e instrumentos de todo tipo. Aunque los computadores todavía funcionan con Windows XP, todo es moderno e inalcanzable para las mentes mundanas. De alguna máquina cuelga un aviso que exige la presencia un técnico especializado para utilizar el aparato de marras.

La compañía ya ha entregado un panel a Corea del Sur. El segundo será enviado a finales de año y el tercero en torno a marzo. David Alonso, jefe del proyecto, denominado Geokompsat 2, califica los plazos de ejecución de “ambiciosos”. No en vano, están rebajando a la mitad la media en la que este tipo de operaciones son resueltas por otras empresas. “Es el proyecto más importante de la empresa”, concluye Alonso. Una vez que el satélite esté en órbita y a pleno rendimiento, el contrato entre las dos compañías aeroespaciales se dará por finalizado y Corea pasará a ser totalmente dueña del todo el satélite. Desde España seguirán dando soporte puntual siempre y cuando lo necesiten.

Recorrer las habitaciones donde se prueban los materiales supone “comprender lo que significa un proyecto espacial”, explica José Manuel Jiménez, responsable del área de industrialización y producción. “Nuestro valor añadido es que aquí hacemos artesanía electrónica más que fabricación en masa”, y dentro de lo que hay en España “esto es un pequeño oasis”, aclara. Cuando viene de otros países “alucinan con las instalaciones” relata emocionado el ingeniero.

Thales Alinea Space es líder europeo en el desarrollo y la fabricación de satélites de observación, científicos, de telecomunicaciones y de exploración espacial y participa en múltiples programas de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la Comisión Europea. El grupo francés Thales forma el 67% de la empresa junto a Finmeccanica que forma el 33 % restante. Forma parte de la Alianza Espacial con Telespazio y ofrecen servicios civiles y militares. Thales tiene toda la cadena de producción ubicada en Madrid: desde la producción hasta la venta. En 2006 decidieron cambiar la estrategia y pasaron de fabricar equipos a elaborar subsistemas. Estrategia que les ha llevado a liderar este proyecto que pone un poco más alto el listón de la ingeniería aeroespacial española.

José Manuel Jiménez, responsable de producción, junto a la máquina de ensayo de vibraciones.
José Manuel Jiménez, responsable de producción, junto a la máquina de ensayo de vibraciones.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información