Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xiaomi vuelve a sus orígenes y apuesta por un móvil de 110 euros

El mayor vendedor de móviles en China presume de presentar el móvil con mejores prestaciones por menos de 1.000 yuanes. Puede dañar la gama baja de Samsung

El consejero delegado de Xiaomi, Lei Jun, presenta el nuevo Red Rice Note 2. Ampliar foto
El consejero delegado de Xiaomi, Lei Jun, presenta el nuevo Red Rice Note 2.

Después de haber roto con la tradición y haber lanzado un móvil de más de 400 euros (el MiNote Pro), Xiaomi ha querido celebrar su quinto aniversario con un regreso a sus orígenes: el segmento de los teléfonos económicos. Por eso, hoy ha desvelado en Pekín las dos versiones del terminal con el que vuelve a sacudir el mercado: el Red Rice Note 2, un aparato con prestaciones de gama media que, sin embargo, solo cuesta 799 yuanes (110 euros) en la versión básica y 999 yuanes (140 euros) en la versión Pro. Se trata de un terminal con una pantalla FHD de 5,5 pulgadas que viene equipado con el último chip del fabricante chino Mediatek, el Helio X10, con ocho núcleos que operan a 2.0 Ghz, y a 2,2 Ghz en la edición premium. La otra diferencia entre las dos versiones estriba en su almacenamiento interno, que en la básica es de 16 GB y en la más cara asciende a 32 GB.

Dónde se compra un móvil chino

Los grandes fabricantes chinos carecen de tiendas propias en Europa, pero es posible adquirir móviles chinos a través de la rama internacional de Alibaba en Español, Aliexpress. Los modelos de Xiaomi están disponibles aquí

Por lo demás, ambas incorporan 2 GB de memoria RAM, una cámara posterior de 13 megapíxeles que puede enfocar en solo 0,1 segundos gracias al sistema PDAF, y una cámara frontal (la de los selfies) de 5 megapíxeles. Según la empresa, la batería de 3.060 mAh le durará a la mayoría de los usuarios un día y medio gracias al nuevo sistema de ahorro de energía. El Red Rice Note 2 quiere ser el móvil con mejores prestaciones por menos de 1.000 yuanes y puede hacer mucho daño a la competencia, sobre todo a los terminales de las gamas más bajas de Samsung y de otras marcas chinas como Lenovo, ZTE, o Huawei. El consejero delegado de la marca china, Lei Jun, afirmó en la presentación que “es el terminal más rápido y mejor equipado en este segmento”. Además, sorprende la calidad en los acabados, sobre todo el toque sedoso de las carcasas de plástico de colores.

A pesar de la relación calidad-precio del terminal, una de las mayores ovaciones que se ha llevado Lei ha sido cuando ha anunciado el nuevo seguro que la empresa ofrece por solo 29 yuanes (4,14 euros) extra, y que cubre cualquier rotura en el primer año del móvil. Además, Xiaomi ha hecho las delicias del millar de fans que se ha congregado en el Centro Nacional de Convenciones con el lanzamiento de su nuevo sistema operativo, el MIUI7, que también estará disponible para móviles de otras marcas y que se ha convertido en una buena fuente de ingresos para el fabricante chino.

El nuevo Red Rice Note 2. ampliar foto
El nuevo Red Rice Note 2.

Entre las interesantes novedades de esta capa de Android se encuentran la capacidad del sistema para organizar las fotografías por carpetas de forma automática utilizando el reconocimiento facial, de forma que resulta fácil encontrar a los sujetos fotografiados. También permite la aparición de fotografías y de vídeos de quien está llamando, siempre que sea usuario de MIUI, y la posibilidad de elegir qué aplicaciones tienen acceso a datos cuando el terminal está en modo roaming. Al respecto de esta última función, Xiaomi también ha anunciado el lanzamiento de una SIM virtual para poder utilizar el móvil en 36 países donde ha alcanzado acuerdos con operadoras para ofrecer el servicio a precios casi locales. El nuevo sistema también reduce drásticamente el uso de batería de aplicaciones que funcionan en segundo plano incluso cuando han sido cerradas y que, según Lei, “consumen hasta el 48% de la batería”.

Xiaomi es actualmente líder en ventas de teléfonos móviles en China, el principal mercado del mundo, donde se hizo con una cuota de mercado del 15,9% en el segundo trimestre de este año. No obstante, después de varios años en rápida expansión, el mercado chino se contrajo un 4% durante los primeros tres meses de 2015, y el reinado de la marca que dirige Lei Jun peligra: según la consultora Canalys, Huawei le pisa los talones con un 15,7% de las ventas. Además, a pesar de que crece a un ritmo del 33%, la ‘start-up’ más valorada del mundo -en torno a 41.000 millones de euros- va a tener complicado alcanzar la meta de 100 millones de terminales vendidos este año, ya que en los primeros seis meses se quedó en 34,7 millones, y muchos consumidores están esperando el lanzamiento de los nuevos modelos de Apple y de Samsung, que podrían dar un vuelco al mercado.

Xiaomi anuncia también un nuevo sistema operativo, el MIUI7, que también estará disponible para móviles de otras marcas

Por eso, aunque había mucha expectación sobre la posibilidad de que Xiaomi fuese a presentar hoy el esperado Mi5, su próximo buque insignia, la marca ha preferido apostar por el segmento más bajo, en el que ahora podrá mantener su holgado liderazgo. Pero eso no es suficiente, así que, siguiendo la tradición de copiar el estilo de las presentaciones de Steve Jobs, Lei ha vuelvo a entonar el ‘one more thing’ al final del evento. Y esa nueva cosa es un mini router wifi que puede conectarse a una batería externa. Es un nuevo artefacto que se suma al largo catálogo de Xiaomi, que, desde el lanzamiento de su primer ‘smartphone’ en 2011, se ha convertido en un gigante tecnológico que va mucho más allá de los móviles.

De hecho, en este lustro ha roto el mercado de las televisiones inteligentes con su MiTV 2S, una pantalla 4K de 48 pulgadas y un grosor de sólo 9,9 milímetros que se vende en China por 2.999 yuanes (425 euros), ha logrado hacerse un hueco en el mercado de tabletas con el MiPad, y también ha logrado popularizar su pulsera MiBand de 11 euros para deportistas. Pero el universo Xiaomi, que se ha creado gracias a una constelación de empresas con las que colabora estrechamente y que tiene en común tanto la posibilidad de ser controlado siempre con el móvil como un precio muy atractivo, incluye ya purificadores de aire y de agua, enchufes multifunción, y hasta pequeños ventiladores y linternas LED que se pueden conectar a una de sus baterías externas.

No en vano, sus directivos reconocen que la mayor parte de los beneficios de la empresa llega gracias a la venta de este tipo de accesorios. Y, sin duda, esas baterías adicionales se han convertido en una mina de oro. Con un cuidado diseño metálico, un precio que nunca supera los 20 euros, y una capacidad de hasta 16.000 mAh., son líderes indiscutibles del mercado: la marca ha vendido ya más de diez millones de unidades solo de la versión de 10.400 mAh.

Más información