Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los videojuegos se abren al gran público en el E3

Sony y Microsoft luchan por el trono del ocio electrónico en la gran feria del videojuego, que arranca hoy en Los Ángeles

E3
El centro de convenciones de Los Ángeles se prepara para E3. AFP

Por unos días, apenas una semana, Los Ángeles cede el protagonismo del cine a su hermano interactivo, el videojuego. Después de los premios Oscar y Grammy, el E3, feria de entretenimiento electrónico -un eufemismo para dar empaque a los videojuegos- es el evento de mayor calado en la ciudad del espectáculo. En 2014 asistieron 48.900 personas. No faltó, como cada año, la visita de Steven Spielberg, un habitual en las colas. Warner, un clásico en la ciudad, siempre cuenta con unos de los espacios más sorprendentes. Son los que mejor han entendido que a sus súperhéroes les sientan muy bien las horas extra en este formato.

En líneas generales, impera el optimismo. Según las previsiones de Gartner, el sector del videojuego generará unos ingresos de 111.057 millones de dólares en 2015 a nivel mundial. En España, Gfk estima en 755 millones el volumen de consumo.

En los noventa la guerra era Sega contra Nintendo. 20 años después, Sony y Microsoft luchan por dar motivos para invertir en unos aparatos cuyo precio ronda los 400 euros. PlayStation lideró el mercado con el primer y segundo modelo, pero encontró un bache en la tercera generación. Sus sistema de desarrollo de contenido era demasiado complejo. Hace dos años, en este mismo lugar, tendieron las mano a los desarrolladores más modestos. El plan consistía en cambiar las herramientas para crear contenido en su consola. Querían que los estudios indie, cada vez más creativos, tuvieran la oportunidad de competir junto a los grandes, sin las dificultades que entrañó la PS3. La fórmula ha dado resultado: PlayStation 4 es líder incluso en Estados Unidos, el terreno natural de dominio de Microsoft.

Una vez conquistado al jugador más entusiasta llega el momento de abrirse al gran público. La industria sabe que solo así, implicando a todos los miembros de la familia con juegos de diferente estilo, seguirá teniendo sentido usar un aparato específico para ello. Sony, que también fabrica televisores, ha invertido en aplicaciones para hacerlos compatibles con juegos avanzados. Lo mismo sucede con algunos de sus móviles y tabletas. Xbox One, la propuesta de Microsoft, delega gran parte del procesado en servidores online. La consola se convierte en punto de acceso más que en unidad de proceso.

Los más esperados de E3

'Uncharted 4'

En 2016 será una realidad. Hasta entonces habrá que conformarse con los fragmentos que se desvelarán de la saga de Nathan Drake, exclusiva en aparatos de Sony. Promete acción y efectos realistas en una especie de Indiana Jones para consolas. Uno de esos juegos que justifican la compra de una consola.

'Halo 5'

La gran apuesta de Microsoft, renovación de su personaje más carismático para impulsar las venta. Al igual que en el caso de Uncharted, se trata de una franquicia exclusiva.

'Batman: Arkham Night'

Warner sabe sacar el traje de murciélago cuando hace falta dar un impulso a las ventas. Nadie como ellos para recrear Gotham y el elenco de villanos del cómic. Marvel se esfuerza por seguir sus pasos.

'Forza Motorsport 6'

El más realista y épico de los juegos de conducción. Microsoft inventó la franquicia y la explota en exclusiva. Adictivo como pocos.

'Star Wars: Battlefront'

Todavía no se desvela nada de la nueva película, pero sí se incide en la complicada personalidad de Darth Vader. Sale en PC, Play Station 4 y Xbox One.

La apertura a un público más amplio se palpa en FIFA 16, que por primera vez incluye a jugadoras femeninas. En E3 se verán propuestas en esta línea, que sumen más que restar. Menos violencia, más entretenimiento para todos. Precisamente, esta es la especialidad del tercero en disputa, Nintendo. Wii U estaba adormecida, hasta que la veterana firma japonesa dio con la fórmula: figuritas para coleccionar que conectadas a la consola se convierten en personajes dentro del mundo digital.

El streaming es otra de las novedades de la industria. El mundo de los e-sports, como se denomina a las competiciones de videojuegos, ya mueve 70.000 millones de dólares, el doble que las taquillas de cine. Ya no solo se juega, también se contemplan las partidas de alto nivel.

Amazon compró Twitch por 1.000 millones de dólares. Una empresa dedicada a emitir en directo partidas y torneos online. Es decir, ya no solo se juega, en casa o con amigos conectados a la Red, también se ha convertido en un formato de consumo audiovisual. Pocas horas antes de que Microsoft y Sony den el pistoletazo de salida con sus respectivas conferencias, YouTube ha anunciado un servicio para contrarrestar el liderazgo de Twitch.

En los últimos tiempos han surgido competidores inesperados. Las tabletas han acabado casi por completo con las consolas portátiles. Solo Nintendo resiste con el toque infantil de su 3DS y Sony, en la gama alta con Vita. No quieren que se repita la historia con la realidad virtual. Oculus Rift, propiedad de Facebook, es el gran líder actual, la que ha creado el nicho. Sony respondió hace un año con Morpheus. Se espera que se muestre de manera mucho más concreta su propuesta. A comienzos de año Microsoft presentó unas gafas, algo aparatosas, a medio camino en las de Google y estos dos modelos. Se espera que Hololens desvele cómo interpreta Microsoft este nuevo campo.

Más información