Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

China limita Uber a los conductores de taxis

El Ministerio de Transporte chino prohíbe dar el servicio de la compañía a particulares

Esta nueva restricción se suma a los litigios y bloqueos contra Uber en Europa, California o Corea del Sur

Un usuario de Uber consulta la aplicación en Valencia ante una parada de taxis.
Un usuario de Uber consulta la aplicación en Valencia ante una parada de taxis.

China también bloquea a Uber; al menos, parcialmente. El Ministerio de Transporte chino ha anunciado que los conductores que no tengan licencia de taxi no podrán usar esta aplicación: "Aunque alimentamos la innovación, prohibimos el uso de coches privados en el negocio", informó el ministerio en un comunicado el pasado viernes.

Este nuevo golpe para Uber llega después de la suspensión del servicio de la empresa en España, tras la orden de cese de actividad emitida el pasado 9 de diciembre por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, tras una enconada polémica con el colectivo de taxistas. La compañía ha confirmado a este periódico que los planes para relanzarse en España continúan, y que "cumplirán con la legalidad no solo española, sino europea".

Este mazazo chino a Uber se embarca en una guerra interna por el servicio de taxis ente los gigantes tecnológicos del país. Didi Dache de Tencent y Kuaidi Dache del amazon chino Alibaba Group son los principales adversarios de Uber en el país, aunque sus servicios son usados mayormente por compañías de taxis. El buscador Baidu es el respaldo chino de Uber ya que se sumó a los inversores de la empresa el pasado mes de diciembre.

La compañía, sin embargo, no plantea ningún tipo de desafío ante esta decisión, como sí lo hizo en primera instancia al conocerse la decisión judicial de suspender cautelarmente el servicio en España. “Uber aprecia la marcha de las actuales conversaciones de la autoridades chinas y creemos que los consumidores y las comunidades continuarán beneficiándose de los progresos que hemos visto”, ha afirmado la compañía por correo electrónico en un comunicado oficial. También han señalado que “el servicio de Uber está funcionando de manera habitual” en China, aunque sin especificar qué porcentaje de conductores han quedado fuera de la empresa tras esta decisión del gobierno chino.

Uber tiene múltiples frentes abiertos a lo largo del globo. Desde el pasado 1 de enero, Francia también ha prohibido el servicio. La capital india, Nueva Dehli, tomó la misma medida tras la supuesta violación perpetrada por un conductor de Uber a una joven de 25 años el viernes 5 de diciembre. Río de Janeiro, que será olímpica en 2016, pidió la intervención policial contra la empresa por no solicitar las licencias necesarias. Y la compañía cuenta con más litigios en Corea del Sur, Tailandia y diversas ciudades de la Unión Europea y Estados Unidos.

El negocio de la compañía, que cuenta con inversores como Google o Goldman Sachs, se valora en 32.200 millones de euros. Su aplicación ha sido descargada a través de la tienda virtual de Android más de cinco millones de veces.

Más información