Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se mantiene en el puesto 16 del ránking de la sociedad de la información

Los españoles destacan en la penetración de 'smartphones' y suspenden en comercio electrónico

Smartphones de Samsung y Apple.
Smartphones de Samsung y Apple. Bloomberg

España ocupa la decimosexta posición del ranking que mide el desarrollo de la sociedad de la información, el índice de convergencia eEspaña 2014 que elabora la Fundación Orange, con 62 puntos, a un punto de la media europea y a 18 de Suecia, país que este año lidera la comparativa.

Los resultados del Índice eEspaña 2014 reflejan la estabilidad de la situación de España en la comparativa europea de la sociedad de la información, a un punto de la media de la UE y manteniendo la distancia con el país líder. En términos de renta per cápita, España es la decimocuarta economía de Europa, lo que pone de manifiesto la relación entre su riqueza y el grado de desarrollo de su sociedad de la información, según el informe.

En el panorama de la UE, España destaca en indicadores como el acceso a Internet desde redes móviles, apoyado en una tasa de penetración de smartphones superior al 50%; la proporción de internautas que buscan trabajo o realizan cursos de formación online; o la interacción virtual entre individuos (tanto la utilización de redes sociales como el uso de redes P2P es superior al resto de la UE). Otros indicadores, en cambio, muestran una posición española no tan positiva, por ejemplo: la escasa inversión en I+D; el estancamiento de la proporción de personas y empresas usuarias de Internet que realizan comercio electrónico; el número de empresas con disponibilidad de página web; o el menor uso de la banca electrónica.

En este escenario, la Agenda Digital Española ya ha alcanzado a finales de 2013 el objetivo para tres de sus indicadores antes de 2015. Concretamente, se han conseguido dos objetivos en los que los operadores de telecomunicaciones han tenido un protagonismo claro, como son la cobertura de población con redes de más de 100 Mbps y con tecnología HFC. Por otro lado, en el ámbito de confianza digital se ha obtenido el objetivo relacionado con las reclamaciones presentadas por los usuarios de servicios de telecomunicaciones ligadas con la facturación, aunque este es un indicador sin medición acumulada y que puede variar anualmente.

La ciudadanía española, aunque a menor ritmo que años anteriores, ha continuado avanzando en el desarrollo de la sociedad de la información en 2013 como certifican varios parámetros que siguen creciendo cada año. Así, el 70% de los hogares españoles tienen acceso a Internet y, de ellos, la práctica totalidad se conecta a través de banda ancha, lo que implica una calidad de conexión media superior a la de la UE; además, el 72% de la población española se ha conectado a Internet en los últimos tres meses y haciéndolo, además, de forma activa, ya que el 75% de los internautas declara que accede a diario a la Red.

Pero el dato más destacable lo conforma el notable incremento de la utilización del teléfono móvil para acceder a Internet, debido a la generalización del empleo de smartphones. En concreto, el 45% de los españoles accede a Internet a través de sus móviles, usuarios que dedican a actividades de comunicación social la mitad del tiempo que utilizan sus dispositivos. Y es que se puede afirmar que la participación social se ha convertido en una actividad clave con relación a los usos de Internet en España: el 64% de los internautas ha utilizado mensajería instantánea o ha escrito mensajes en redes sociales, frente al 57% de los internautas europeos. Otra muestra más de esta tendencia es que Whatsapp es la aplicación más instalada por los usuarios de smartphones y Facebook por los de tabletas. En el ámbito empresarial el crecimiento de los medios sociales también es relevante, con casi un 12% más de empresas que los utilizan.

En cuanto al comercio electrónico, el 32% de los españoles ha comprado algún producto online en el último año, porcentaje de penetración todavía débil si se compara con el resto de países de la UE, ya que este valor no alcanza la mitad del que existe, por ejemplo, en Dinamarca o Reino Unido, países líderes. Los mayores compradores online son los ciudadanos de entre 25 y 34 años, como constata el hecho de que casi la mitad de las personas de este estrato ha comprado en la Red en el último año. Por su parte, en las empresas españolas, aunque no hay muchas de ellas que vendan a través de Internet (porcentaje por debajo de la media europea), entre las que lo hacen su volumen de ventas por este canal es relativamente elevado.

Asimismo, en cuanto a la distribución de los clientes por tipo de servicio de telecomunicaciones adquirido, el año 2013 se ha visto marcado por la expansión de los paquetes convergentes, consolidando la tendencia al crecimiento en la oferta de los empaquetamientos más complejos (cuádruple y quíntuple play), que experimentan fuertes aumentos. En concreto, los cuádruple play rozaron los 5,2 millones de líneas, mientras que los quíntuple play continuaron su ascenso hasta registrar casi 700.000 paquetes. En cambio, el número de líneas fijas continúa su descenso con una pérdida de más de 900.000 líneas.

Por su parte, la tasa de penetración de terminales inteligentes (más del 50%) continúa su tendencia al alza y sitúa a España entre los países europeos con mayor número de smartphones per cápita, solo por debajo de los países nórdicos, Reino Unido e Irlanda.