Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último asalto entre Apple y Samsung acaba en tablas

La surcoreana deberá compensar a la estadounidense con 120 millones de dólares, lejos de los 2.200 millones que reclamaba

Una Galaxy Tab de Samsung y un iPad de Apple
Una Galaxy Tab de Samsung y un iPad de Apple REUTERS

Si Apple quiere hacer daño a Samsung como hace dos años en la ya larga guerra de las patentes, tendrá que cargarse de más motivos en vista del resultado mixto del asalto vivido las últimas semanas en un tribunal en San José (California). Un jurado popular le acabó dando la razón en dos de las cinco infracciones que denunció, por lo que la victoria del fabricante del iPhone y del iPad es parcial.

La surcoreana deberá compensarla con cerca de 120 millones de dólares, una cantidad mínima si se compara con los 2.200 millones que reclamaba la estadounidense. Además, el jurado consideró tras tres día de deliberaciones que Apple violó una patente de Samsung de las dos que denunció, por lo que deberá compensarle con casi 160.000 dólares de los seis millones que solicitaba.

La victoria en este tercer gran asalto, por tanto, se considera más bien simbólica para Apple. Con anterioridad ya se consideró que Samsung había violado otra de las cinco patentes en disputa, por lo que el total de la infracción se eleva a tres. El proceso comenzó el 31 de marzo. Ahora el juez debe fijar la sanción final, que podría rebajar a la vista de lo que pasó en verano de 2012.

También se puede considerar el resultado como una victoria para Samsung, que afrontó el juicio con una nueva estrategia, al hacer una reclamación financiera mucho más baja que la de Apple. Este caso cubría el teléfono Galaxy S3 y la tableta Galaxy Tab 2, productos que ya casi no se venden porque son modelos muy antiguos. Samsung acaba de comercializar el Galaxy S5.