Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador de Telegram se refugia en Berlín

Pavel Durov anuncia una red social móvil sin ánimo de lucro y establecida en un país que respete los derechos humanos

Pavel Durov.
Pavel Durov.

El fundador de Telegram, Pavel Durov, que hace unos días anunció su salida de Rusia, ha difundido en su cuenta de Facebook que se encuentra en una ciudad de la Europa Central que no ha desvelado, aunque según algunas fuentes podría tratarse de Berlín.

En su cuenta de Facebook, Durov detalla que se encuentra en compañía de otros 12 técnicos, algunos de ellos colaboradores suyos en la red social Vkontakte, que fundó en 2006 y que es la más popular de Rusia, pero que en esta ocasión ha abandonado para pasarse a la competencia.

"Estamos eligiendo una casa -dice en la nota de Facebook-, un país que nos permita desarrollar nuestros proyectos con privacidad y libertad de expresión" en la próxima década.

Durov admite ideas, pero da sus condiciones: un país sin mucha burocracia, que no sea un estado policial, sin un gran gobierno, no socialista y sin exceso de regulaciones. Le gusta la neutralidad de la Red, el libre mercado, un sistema judicial fuerte y con respeto a los derechos humanos. Sugerencias al correo durov2016@gmail.com.

El fundador de la mensajería Telegram que, según dice, en ocho meses ha logrado 40 millones de suscriptores, explica que su próxima iniciativa es una red social móvil y sin ánimo de lucro, que se pagará con el dinero que ha ganado vendiendo sus acciones de Vkontakte.

No es el primer acto de generosidad de Durov, de 29 años de edad, pues hace dos años lanzó por la ventana miles de rublos (unos cien euros) tras vender parte de su empresa. "El dinero no es importante para mí", dijo entonces. "Lo importante son las ideas".