Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MWC - Mobile World Congress

Barcelona cierra su edición más exitosa del congreso de móviles

85.000 visitantes pasan por la feria

El transporte público se convierte en una de las asignaturas pendientes

Se esperaba que fuera la mejor de sus ediciones. Y así ha sido. Más de 85.000 personas pasaron desde el lunes por el Mobile World Congress, que ha cerrado este jueves sus puertas en Barcelona. Los visitantes han crecido un 18% respecto a 2013. “Más allá del número de asistentes y empresas participantes, la continua expansión del evento demuestra que el móvil es un dispositivo omnipresente”, afirma John Hoffman, máximo organizador. Agustín Cordón, director general de Fira, destaca la “calidad” de los participantes, seguramente pensando en Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, Jan Koum de WhatsApp y en otros más. El 50% de los asistentes al congreso ocupan cargos directivos, incluyendo 4.500 consejeros delegados. Muy pocas mujeres.

El Mobile World Congress, que se queda seguro en Barcelona hasta el año 2018, ya tiene fecha para la próxima edición: del 2 al 5 de marzo de 2015. Sin embargo, existe una asignatura pendiente: el transporte público, pieza clave para que esta feria se alargue más allá del 2018. Pese a los atascos en las horas puntas y las colas para los taxis, el sistema de transporte “ha funcionado”, señala Cordón. Tanto la organización del congreso, la GSMA, como Fira de Barcelona han reclamado reiteradamente la finalización de la línea 9, principalmente el tramo que une el aeropuerto del Prat con el recinto de Gran Via.

“Lo más complicado ha sido la logística del transporte, sobre todo los primeros días. Ha sido el punto negativo. Además era difícil el acceso a la recogida de pasajeros en la cola de los taxis. No creo que sea un tema de medios, es más un problema de organización”, explica Sandra López, jefa de mercadotecnia de Sony Mobile.

Pese a que la organización calcula que el congreso deja 350 millones de euros en la ciudad, los comerciantes se quejan. Las expectativas “han pinchado” ya que las compras que han hecho los congresistas han sido “muy poco significativas”, según la Confederación de Comercio de Cataluña. El PP de Barcelona ha criticado que no se hubieran abierto las tiendas el domingo previo al congreso, algo que el año que viene se podría modificar.

Todo el montaje del Mobile World Congress genera unos 7.000 puestos de trabajo temporales. Berta, estudiante de medicina de 20 años, es una de ellas. Ha cobrado 7,5 euros la hora por estar en el control de entrada de una de las conferencias. Y dice que la experiencia ha valido la pena.

La semana finaliza pero no todo se queda en el congreso. Barcelona está obligada a demostrar todo el año que es la capital de la tecnología móvil, un título que le fue otorgado en 2012. “La propuesta se centra en salud, educación y smart cities. Trabajando en estos tres aspectos lograremos crear mercado y atraer más empresas”, apunta Cordón. Uno de los encuentros más importantes es el 4YFN, que ha contado con 2.300 emprendedores procedentes de 55 países durante los tres días de su primera edición, superando así las previsiones iniciales.