Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa quiere rebajar el poder de EE UU en la organización de Internet

La comisaria Neelie Kroes critica a Estados Unidos por sus prácticas de espionaje

Neelie Kroes.
Neelie Kroes.

La Comisión Europea ha planteado este miércoles cambios en la gestión mundial de Internet para asegurar un proceso "más transparente" y "plural", que defienda los derechos y libertades de los usuarios, después de los últimos escándalos de espionaje revelados desde Estados Unidos.

"Los dos próximos años serán fundamentales para rediseñar el mapa global de la gestión de Internet y Europa debe contribuir a ello de manera creíble. Debe jugar un papel fuerte en la definición de los próximos pasos a dar", ha asegurado la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes, en referencia a las negociaciones sobre gobernanza en la red previstas en distintos foros internacionales.

Para ello, Bruselas plantea una serie de acciones centradas en la idea de un enfoque "global", que descentralice los sistemas de gestión y control de la red y avance hacia un método "incluyente".

"Nuestras libertades fundamentales y Derechos Humanos no son negociables, deben ser protegidos on line", ha advertido Kroes en una rueda de prensa, en la que también ha subrayado que "la confianza se ha roto" y ha dejado claro que el Ejecutivo comunitario se opone con firmeza a un mayor control de los gobiernos o de Naciones Unidas sobre la red.

Nuestras libertades fundamentales y Derechos Humanos no son negociables, deben ser protegidos on line

"No necesitamos un control gubernamental, lo que necesitamos es globalizar el sistema actual (...) Más transparente y que rinda cuentas", ha añadido la vicepresidenta comunitaria, para quien los esfuerzos deben dirigirse también hacia evitar un Internet "desgajado en redes nacionales".

El escándalo por el espionaje de políticos, instituciones y ciudadanos europeos por el servicio de inteligencia norteamericano han avivado la voluntad de alejarse del "modelo centralizado en Estados Unidos" para la gobernanza de Internet y la necesidad de iniciar una "transición suave" hacia otro diseño "multilateral" en el que participen todos los actores, según explican fuentes comunitarias.

Entre las iniciativas que quiere promover el Ejecutivo comunitario figura reforzar el Foro internacional para la gobernanza de Internet y lanzar una plataforma 'on line' para un Observatorio de las políticas vinculadas a la red que permita una mayor transparencia.

También apuesta por revisar los conflictos que existen entre las leyes y jurisdicciones nacionales en materia de Internet y examinar las posibles soluciones, así como establecer un calendario claro para la "globalización" de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) y la aplicación de las "funciones IANA (Autoridad de Asignación de Números de Internet)".

Otra de las prioridades de Bruselas en las negociaciones internacionales será intentar cerrar un compromiso internacional en la toma de decisiones clave, por ejemplo de cara a la coordinación de nombres para dominios y direcciones, con el que salvaguardar la estabilidad, la seguridad y la resistencia de Internet.