Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lenovo adquiere por 1.670 millones parte del negocio de servidores de IBM

Hace un año la empresa norteamericana exigía cobrar el triple

Lenovo, el mayor fabricante de ordenadores del mundo, ha comprado el negocio de servidores de gama media y baja de IBM por 2.300 millones de dólares (1.670 millones de euros).

El acuerdo supera la adquisición por Baidu de NetDragon Websoft (1.200 millones de euros el año pasado), y pone de relieve la creciente influencia de las empresas chinas de tecnología, que buscan expandirse en el extranjero.

La adquisición permitirá a Lenovo diversificar los ingresos más allá del PC, que va a menos, y de los dispositivos móviles. Los analistas señalan que Lenovo comercializará mejor que IBM los servidores x86 a las empresas chinas de tamaño medio y pequeño, ya que el de las grandes corporaciones seguirá en manos del gigante azul.

La venta permite a IBM centrarse en sus servicios de software a grandes empresas y en la infraestructura para la nube, que le deja mayor margen de negocio y se encuentra en plena expansión.

Lenovo repicará su experiencia de 2005, cuando adquirió a IBM el área de los ordenadores para particulares y pequeñas empresas, losThinkPad, por 1.750 millones de dólares (unos 1.300 millones de euros) que le sirvió para escalar ocho años después hasta el primer puesto mundial de vendedores de ordenadores.

Hace un año, IBM le exigía un pago de 6.000 millones de dólares, casi el triple, pero el deterioro de este negocio ha precipitado las negociaciones y una rebaja de las exigencias por parte de la firma americana. Los ingresos de su negocio de hardware, incluyendo servidores, cayó por noveno trimestre consecutivo a medida que más empresas cambiaron a la nube de infraestructura tradicional

Negocio de servidores de IBM fue el segundo más grande del mundo, con una cuota del mercado del 23%, y 12.300 millones de dólares, según Gartner. La compra amenaza el liderazgo de HP, que ha perdido el de ordenadores también a costa del mismo competidor