Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres acoge la primera feria del bitcoin

La isla Alderney proyecta crear su propia moneda respaldada por fondos bitcoin

El restaurante Nara Sushi, de San Francisco, acepta el pago con bitcoins.
El restaurante Nara Sushi, de San Francisco, acepta el pago con bitcoins. REUTERS

El fin de semana se celebró en Londres, la Bitcoin Expo. En un ambiente de entusiasmo, provocado en parte por la subida de la cotización del bitcoin, se mostraron de los múltiples desarrollos alreddeor de la moneda virtual que cotiza por encima de los mil dólares. Allí se hablaba de tecnología, de proyectos financieros, de legislación, de criptomonedas alternativas, de software libre, y de las repercusiones políticos y sociales de la emergencia del bitcoin.

Butterfly Labs y la empresa sueca KnCMiner presentaron sus últimas novedades para minar bitcoins. Se hicieron demostraciones del nuevo y ultraseguro monedero Trezor, que tiene aspecto de pendrive y permite guardar las claves secretas de las cuentas bitcoin sin que entren en contacto con ningún ordenador. También fueron presentados prototipos de lectores de pago que permiten efectuar compras simplemente acercando el móvil.

También había bastantes novedades en los servicios asociados a bitcoin. Eric Benz presentó la compañía ZipZap, que proyecta entrar en el negocio de transmisión de fondos utilizando bitcoin como moneda de base. La compañía alemana Bitalo ofrecía un nuevo servicio de monederos online con multifirma, lo cual garantiza un nivel de seguridad desconocido hasta ahora.

El representante de blockchain.info, la página web más importante de información sobre la cadenas de bloques (que almacena las transacciones bitcoin), informó que sólo en la última semana se habían creado 100.000 nuevos monederos electrónicos. Ello da una idea de la fuerte expansión de la moneda virtual. El orador Vinay Gupta, buen conocedor de los problemas que tuvo e-gold con el gobierno norteamericano, advirtió de los riesgos que provienen de los reguladores y competidores. Se insistió en las posibilidades de bitcoin para financiar proyectos directamente, sin tener que pasar por ningún intermediario alguno, como sucede con los mercados de valores.

Pero el bitcoin no está solo. En la feria se habló mucho de las nuevas criptodivisas cada vez más populares y cuya cotización ha explotado literalmente en las dos últimas semanas, al calor del bitcoin. Todas ofrecen sus singularidades que pueden ser más o menos atractivas, pero de momento ninguna parece poder hacer sombra al bitcoin (BTC). Las principales son Litecoin (LTC) que es muy similar al bitcoin salvo que tiene un algoritmo de validación diferente y validaciones 4 veces más rápidas, y PeerCoin (PPC), con un original mecanismo de validación que remplaza en parte la POF (Proof Of Work) por POS (Proof Of Stake) lo cual permite que el mecanismo de validación consuma menos recursos y energía y sea en cierta manera más ecológico.

Una de las iniciativas más importantes, destacada ese mismo día por el Financial Times, es el proyecto de la isla de Alderney en el Canal de la Mancha de crear su propia moneda respaldada por fondos de bitcoin. Eso daría lugar a la primera moneda del “patrón bitcoin”. Su gran ventaja sería que cualquier ciudadano podrá verificar que las reservas de bitcoin que respaldan la moneda existen, simplemente consultando el saldo de la dirección bitcoin en las que estén almacenadas (que se daría a conocer). Esto permitiría una auditoría constante y transparente de los fondos de reserva. Va en línea de lo que pronosticaron algunos oradores: Probablemente el desarrollo de bitcoin dé nuevos instrumentos a los ciudadanos para controlar las finanzas de sus países. También se especula que los países competirán para atraer a los nuevos millonarios y a la industria del bitcoin.

El protocolo Bitcoin es de código abierto, lo que dio pie a que Richard Stallman, de la Free Software Foundation, diera una charla insistiendo en la importancia del software libre, único garante, según su opinion, de la privacidad en Internet.