Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La distinción entre el mundo físico y el virtual va a desaparecer”

Phil Libin, fundador de Evernote, dice que también desaprecerá la diferencia entre negocio y usuario

Phil Libin, creador de Evernote, una aplicación con cinco años de vida.
Phil Libin, creador de Evernote, una aplicación con cinco años de vida.

La energía de Phil Libin parece inagotable. Al menos es lo que transmite a los muchos periodistas que hacemos cola para entrevistarle en el Congreso de Evernote en San Francisco.

Libin no para, y lejos de dar una imagen distante de top CEO del año, parece uno más de los 330 trabajadores de la compañía. Vida y trabajo son sinónimos para este exitoso ejecutivo nacido en Rusia hace 41 años, aunque la mayor parte de su vida la ha pasado en EE.UU, entre Nueva York y California.

Libin no recuerda cual fue su último sueño, aunque despierto sabe muy bien hacia donde quiere llevar su compañía. Tampoco tiene grandes aficiones, ni medita, ni hace yoga, algo que en muchas empresas está a la orden del día. Lo suyo es el trabajo puro y duro.

Pregunta: Un fan de Evernote le compara con Steve Jobs, ¿qué le parece?
Respuesta: Es una comparación un poco ridícula, pues Steve Jobs ha inspirado a muchísima gente, y desde luego es uno de los grandes héroes de mi vida. Hace varios años estuve con él 30 segundos y me impresionó que supiese perfectamente quién era yo. Fue el mejor día de mi vida. Aparte de ello, ni mucho menos puedo compararme con lo que Jobs logró a lo largo de su vida.

P. Otro manifiesta su inquietud por todos los datos personales que ha volcado durante los últimos tres años en Evernote. Está preocupado por la colaboración de las empresas tecnológicas con la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y la violación de la privacidad.
R. Si, es una polémica que está ahora mismo sobre el tablero y que está minando la confianza de muchas personas en las empresas tecnológicas. Yo puedo decir que nosotros nunca hemos facilitado la información de nuestros usuarios ni la NSA nos ha solicitado ningún tipo de datos, pero si lo hiciese no tendríamos más remedio que darlos. Yo creo que tanto las empresas como el gobierno debemos trabajar juntos en el tema de la transparencia y reducir los riesgos que comporta internet lo máximo posible.

P. Con 330 empleados en la actualidad, 75 millones de usuarios y oficinas en todo el mundo, ¿cree que es posible preservar el espíritu de start-up que tanto le gusta para Evernote?
R. Si, es verdad que hemos crecido y vamos a hacerlo más en un futuro, lo cual conlleva cambios y una evolución que es posible encauzar, sin que ello suponga mantenerse estáticos, fieles a una idea fija. Lo principal es atraer a la gente más brillante a Evernote y con ellos caminar hacia delante, teniendo como referencia una visión clara de hacia donde avanzar.

P. ¿Está usted satisfecho con el camino que ha recorrido su compañía en estos cinco años y cuáles van a ser los retos para los cinco próximos?
R. Estar satisfecho es una emoción muy peligrosa. No, no estoy satisfecho, pero si impresionado por los resultados que como equipo hemos logrado en estos años. Hasta ahora el trabajo ha estado enfocado en cómo sobrevivir y conseguir financiación, pero una vez que esa etapa está superada, ahora el reto es enfocarnos en la cultura que queremos para la empresa y mantenerla viva durante cien años.

P. ¿Cuáles son las diferencias de las aplicaciones de Evernote con las de sus principales competidores, Apple y Google?
R. A mi no me gusta hablar de competidores, nosotros no somos equipos deportivos sino empresas que compartimos la visión de hacer del mundo un lugar mejor. Nosotros no sacamos productos en respuesta a los de otras compañías, sino a las necesidades de la gente. Preferimos cooperar a competir, y eso es lo que hacemos.

P. ¿Por qué ese empeño en llevar los objetos del mundo físico al virtual?
R. Creo que esa vieja distinción entre el mundo físico y el virtual va a desaparecer en los próximos años. A las personas les va a importar simplemente rodearse de objetos inteligentes, que hagan su vida más fácil, sin trazar la frontera entre lo físico y lo simulado. Y también va a desaparecer la diferencia entre el negocio y el usuario. Todo va a formar parte de lo mismo.

P. ¿No se siente a veces saturado por toda la cantidad de e-mails, webs y la avalancha informativa que le rodea?
R. Si, como todo el mundo. Por eso en Evernote tratamos de crear productos y aplicaciones que faciliten la tarea. De ahí que nuestra filosofía pase por cuidar cada detalle para simplificarlo y hacerlo más inteligente y sencillo.

P. ¿Cómo se las arregla para equilibrar su vida personal con el trabajo?
R. No hago distinciones entre ambas, todo es trabajo. Estoy haciendo lo que quiero y me gusta, qué más puedo pedir. Cuando lo que haces realmente te apasiona, no te importa estar totalmente dedicado a ello.