Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firefox OS, por dentro

ZTE lanza por 69 euros el primer aparato con el nuevo sistema operativo que impulsa Telefonica

Publicidad del Firefox OS.
Publicidad del Firefox OS.

La espera ha sido excesiva. Casi año y medio desde que se anunció el proyecto hasta poder tocarlo. Firefox OS es, sobre todo, sencillo. No trata de sorprender, sino de ser práctico y fácil de usar.

La prueba se realizó con un móvil muy modesto con el que resulta difícil que brille. Se trata de una unidad preliminar del Geeksphone Keon, el más modesto de los terminales con este software, diseñado en España y pensado para que los desarrolladores comprueben que sus creaciones funcionan correctamente, no para el mercado de consumo. Ya se han sumado algunos fabricantes: ZTE, ha sido la primera en sacar un móvil al mercado. El móvil ZTE Open cuesta 69 euros con 30 de prepago. Tiene una cámara de 3,3 megas y una pantalla de 3,5 pulgadas. Antes de final de año llegarán modelos de Huawei, Alcatel, LG y Sony.

Telefónica es uno de los impulsores de este nuevo competidor. Facebook también está entre ellos. La primera para frenar el dominio de Apple y Google en este campo, pero también con intención de no generar decepción. Muchos de los primeros compradores de un smartphone, casi siempre un Android de gama baja, volvían antes del primer año a la tienda decepcionados por el rendimiento, por no poder actualizar aplicaciones o ampliar la memoria. La red social lo hace para impulsar una web más ordenada y abierta.

Firefox se actualiza de manera constante sin complicaciones para el usuario. Las aplicaciones se basan en HTML5, el lenguaje con que se construyen las páginas web, por lo que prometen una mayor sencillez a la hora de crear programas.

¿Cómo funciona?

Aplicaciones informativos de Firefox OS.
Aplicaciones informativos de Firefox OS.

No es necesario crearse una cuenta de usuario, aunque se puede para unificar el perfil y todo lo descargado. A diferencia de Apple y Android, no hay una sola tienda oficial de apps, sino que dejan la puerta abierta. Aunque en la promovida por la fundación Mozilla se encuentren restricciones en cuanto a contenido, existirán tantas como quieran los desarrolladores. Esto abre ła puerta a propuestas temáticas, tanto de contenido para adultos, por ejemplo, como enfocadas en juegos, perfiles profesionales, zonas geográficas, comunidades...

En la parte inferior se encuentran cuatro iconos de acceso directo: Llamadas, SMS, contactos y Firefox (navegador). El resto de la pantalla es configurable. La interfaz no difiere demasiado de su competencia: varios escritorios con iconos en cuadrícula. El servicio de correo se configura con sencillez en pocos minutos. Lo mismo sucede con el calendario o los contactos. En nuestro caso, importamos desde Gmail sin problemas.

Una de las novedades se encuentra si desde la pantalla inicial se accede a la selección de aplicaciones. Basta con poner un tema para ver cómo se despliega un catálogo sobre ese tema: noticias, meteorología, música, viajes, redes sociales...

La instalación es sencilla, sin procesos de alta, ni demoras. El archivo se guarda en la tarjeta de memoria y se crea un icono en el escritorio.

Siguiendo la moda impuesta con la explosión de Instagram, las fotos hechas con la cámara pueden retocarse al instante con varios filtros. No hay todavía un programa oficial de Instagram pero sí varios opciones para subir y consultar fotos.

Entre los creadores de contenidos que han sumado recientemente su apoyo a Firefox OS se encuentran EL PAÍS, La Caixa, As, eBay, Badoo, Terra, Telepizza, Pisos.com, Kayak.es, The Weather Channel, TMZ, AOL, Wikipedia, CNNMoney, Huffington Post, Time y Tuenti, MTV, Facebook, AirBnb, Barrio Sésamo, Flickr o AccuWeather. Todos cuentan con una aplicación en el MarketPlace, como denominan a su tienda oficial.

La pantalla de la unidad usada para este artículo no sirve para valorar con justicia la estética del sistema operativo, demasiado pequeña y poco contrastada. Resulta curioso el método para cerrar las aplicaciones abiertas. Basta con arrastrar hacia la parte superior de la pantalla el programa. Exactamente igual que se hacía en el difunto WebOS de Palm e igual que se hará en iOS7.

Las dudas con respecto a Firefox no solo están en cuánto durará el impulso comercial en este sistema operativo o si conseguirán atraer al público. La acogida tanto entre los consumidores como entre los desarrolladores marcará su futuro. Sin aplicaciones, es imposible plantar cara a iOS o Android. Si no, que se lo pregunten a Blackberry.