Amazon regala la versión digital del disco comprado

Las canciones, que se almacenan en la nube digital de cada uno, se pueden descargar y reenviar en MP3 tantas veces como se desee

Adiós a tener que esperar desde que se compra un CD (o vinilo) por Internet hasta que llega a casa y se puede escuchar. Amazon quiere aligerar todavía más el envío añadiendo la versión digital de los discos físicos que vende en su tienda.

Amazon, que estrenó este servicio en enero en Estados Unidos, lo ofrece desde hoy, en España, Alemania y Francia. Matizan que esperan activarlo pronto en Reino Unido. “Queremos que se pueda disfrutar de la compra en pocos segundos, para eso el MP3 es perfecto. Lo importante es el contenido, no solo el soporte”, subraya François Nuyt, responsable de Amazon en España.

No está todo el catálogo, pero sí 250.000 títulos. Cuando se creó contaba con 50.000, así que el ritmo de crecimiento es notable. Raúl Julia, responsable de música de Amazon España, sostiene que representa el 70% de su oferta actual.

Una de las ventajas más interesantes es que funciona con carácter retroactivo. Es decir, si alguien compró un disco desde la apertura de la tienda en España, en el otoño de 2011, y Amazon ya lo tiene en MP3, se añadirá directamente a su nube. Cada comprador tiene 250 canciones para almacenar gratis en su nube. Las compradas, ya sean en analógico o digital, no cuentan dentro de esas 250 de cortesía. Por 25 euros al año el espacio se amplía a 25.000 canciones. Un precio similar al que cobrar Apple por almacenar en su nube las canciones que no provienen de iTunes.

Al comprar, los álbumes con esta opción aparecerá, junto a la carátula y al precio, un signo donde pone AutoRip, como se denomina esta tecnología.

La apertura es sorprendente para lo habitual en la industria de la música. Las canciones, que se almacenan en la nube digital de cada uno, se pueden descargar en MP3 tantas veces como se desee, escuchar online o reenviar a alguien, pues carecen de restricciones. Se puede abrir la sesión con la música almacenada hasta en 10 aparatos (ya sea en móvil, tableta o PC) a la vez.

La única restricción se encuentra cuando se quiere hacer un regalo a alguien. Entonces no funciona. Solo se envía y recibe el formato físico. Los directivos de la empresa sostuvieron que es una cuestión de gestión de derechos impuesta por las discográficas.

Siguiendo este planteamiento, lo natural sería que este servicio que extrapolase también a su artículo estrella, los libros. Nuyts se resistió: “Nuestro enfoque es facilitar la vida. Como consumidor quiero ahorrar dinero y disfrutar cuanto antes de lo comprado, pero no tenemos nada que anunciar en este campo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS