Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple anuncia que su sistema iOS será más abierto

Tim Cook deja la apuerta abierta al iWatch y señala que tiene "una gran visión" para la televisión

Tim Cook, en su reciente comparecencia en el Senado de EE UU.
Tim Cook, en su reciente comparecencia en el Senado de EE UU. Reuters

"Creemos mucho en el elemento sorpresa. Creemos que a los clientes les encanta las sorpresas", ha declarado Tim Cook, consejero delegado de Apple, en una entrevista dada a All Things Digital. Entre las sorpresas, los wearables, los accesorios de la vestimenta, como el reloj inteligente.

No lo citó por su nombre, pues Cook se limitó a decir que es un "área madura para la exploración. Creo que habrá un montón de empresas que competirán en los wearables".

Sus declaraciones se producen cuando la empresa que creó el smartphone y la tableta está cediendo terreno frente a competidores como Samsung y Google, con una desaceleración en el crecimiento de las ganancias y una caída de su cotización.

Para mantener la sorpresa, Cook no aclaró si la empresa está desarrollando el iWatch, su reloj inteligente, limitándose a decir que los wearables tienen que  ser "convincentes", tienen que valer para algo. Se mojó algo más con la competencia al señalar que las gafas inteligentes de Google tendrán un mercado limitado.

"No hay nada que vaya a convencer a un niño que nunca ha llevado gafas o una pulsera o un reloj que deba usarlos; al menos yo no lo he visto. Así que creo que hay un montón de cosas por resolver en este campo".

Cook también dijo que tiene una "gran visión" para la televisión que va más allá de su descodificador Apple TV, que no ha calado en el mercado, pese a que en el último año han vendido 6,5 millones de aparatos, según dijo Cook.

Apple no es reacio a hacer una gran adquisición si la empresa adquirida podría ayudar a Apple a desarrollar un producto importante, dijo. Recordó que ha hecho nueve adquisiciones en el año fiscal en curso, respecto a la media histórica que es de seis.

Cook también hizo alusión a actualizaciones del software iOS móvil de la compañía, diciendo que el futuro de iOS se verá en la próxima conferencia de San Francisco del día 10. A preguntas si iOS se abriría a otros, como ocurre con Android, Cook anunció que el sistema operativo no será tan cerrado en el futuro, pero no concretó en qué consistirá tal flexibilización y se abriría a aparatos ajenos a Apple.

Cuando se le preguntó si Apple había perdido frescura, Cook lo negó "absolutamente" y pasó a enumerar las estadísticas de ventas de dispositivos y su uso. Él, sin embargo, reconoció que se sentía frustrado con la caída repentina en el precio de las acciones de la empresa.

Desde que alcanzó un récord de cierre de 702,10 dólares en septiembre pasado, la compañía de tecnología más grande del mundo ha caído un 44%, perdiendo más de 280.000 millones de dólares en valor de mercado. En abril, Apple reportó su primera caída en las ganancias trimestrales en más de una década.