Varapalo de la juez Koh a Apple

Le recrimina que se dedique más a contar las ganancias de Samsung que a cuantificar su pérdida de mercado

La juez Lucy Koh.
La juez Lucy Koh.

La surcoreana Samsung no tuvo intención de infringir patentes de Apple, según la juez Koh que, de esta forma frustra el intento de la empresa californiana de aumentar la indemnización que un jurado del mismo distrito había valorado en el pasado agosto en más de mil millones de dólares. Una decisión contraria le hubiera permitido a Apple cobrar hasta el triple.

No ha sido el único revés que le ha dado la juez a Apple, después de que en diciembre el mismo tribunal rechazara la petición de Apple para un interdicto permanente contra los teléfonos inteligentes de Samsung.

"Cuando Apple se refiere a la pérdida de ventas, trata solo de lo que gana Samsung y no hace ningún intento de identificar las pérdidas específicas que ha podido sufrir Apple", ha justificado en su sentencia la juez Lucy Koh.

Koh dijo que el tribunal no podía aumentar los daños y perjuicios, "ya que Apple no ha mostrado claramente cuáles han sido". Koh recuerda que el jurado, que había examinado el caso anterior y encontró que Samsung había copiado las características críticas del iPhone y el iPad, tuvo la oportunidad de compensar a Apple.

Koh también negó las peticiones de Samsung y Apple para un nuevo juicio, y también la petición de Apple para un juicio sobre la tableta Tab de Samsung Galaxy 10.1 por infringir una patente del iPad.

Apple y Samsung van codo con codo en una disputa de patentes que refleja la lucha por la supremacía de la industria entre las dos compañías, que en conjunto controlan más de la mitad de las ventas mundiales de teléfonos inteligentes, que crecieron un 43% en 2012, más de 700 millones de unidades.

Samsung vendió 213 millones de smartphones, el 30% del mercado, mientras que Apple vendió 135,8 millones de iPhones, el 19,4%, según la firma de investigación Strategy Analytics.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS