Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un GPS para interiores

José Luis Fernández gana un concurso internacional de Microsoft con una aplicación para orientarse en sitios cerrados

José Luis Fernández Gorroño.
José Luis Fernández Gorroño.

Signo de los tiempos, perderse en una carretera o en una ciudad es más difícil que desorientarse en un centro comercial o en el metro. Por eso nace Blueway, la aplicación creada por el madrileño José Luis Fernández Gorroño y que ha merecido el primer premio del Mobie Code Jam, concurso mundial fomentado por Microsoft y que ha tenido su fase final en Las Vegas.

“Muchas veces en el metro no hay cobertura de Internet y, aunque la haya, la geolocalización no es muy precisa en interiores", explica su creador. "No distingue, por ejemplo, en qué piso te encuentras”. Blueway sería la solución para la geolocalización en interiores.

El premio de Microsoft no es el primero que recibe. El proyecto de fin de carrera de Fernández Gorroño ya había sido distinguido con el de Dependencia y Sociedad, de la Fundación Caser y también de Renfe y la fundación Universia.

Blueway tiene diferentes aplicaciones. “Aparte de la orientación general, en el caso de los invidentes les guía por voz, advirtiéndoles si hay escaleras, por ejemplo; pero también, cuando los carteles no sirven de nada, por ejemplo a un japonés cuando visita España o a un español en Japón, con la aplicación y la realidad aumentada, el móvil se coloca horizontalmente, se activa la cámara y una gran fecha nos guiará por los recintos".

Blueway no se encuentra en las diferentes tiendas de aplicaciones de Android, Apple o Microsoft. Falta su desarrollo. “Para que funcione se necesita que el lugar en concreto –museo, centro comercial o red de metro-, cuente con pequeñas antenas Bluetooh, de ahí el nombre de la aplicación. De momento estoy en conversaciones con el metro de Madrid”.

El jurado del concurso, reunido en Las Vegas, apreció que la tecnología del español contribuía a una mejora social y además incorporaba tres tecnologías diferentes de Microsoft: el reconocimiento de voz, la traslación de la voz a texto, y el de imágenes a textos digitalizados. Su aplicación quedó por delante del juego Elves and arrows de alumnos la universidad de Singapur y de un asistente de voz para leer textos de la universidad NED de Pakistán.

Madrileño de 24 años y estudiante de la Universidad Pontificia de Comillas, estudiando el pasado año en Illinois, tomó contacto con técnicos de Microsoft que el animaron a adaptar su proyecto, inicialmente solo pensado para Android, al mundo de Windows 8 Phone.

A su vuelta de Illinois, Fernández Garroño creó con dos amigos Mitmi, “una especie de Whastapp, pero algo concreto, facilitar los planes con amigos con un módulo para conocer a gente que vive cerca de ti y que tiene tus mismas aficiones”.

Finalizados sus estudios, Fernández más que un ni-ni es un con-con. “Tengo ofertas de trabajo, entre ellas de Microsoft, pero de momento prefiero intentarlo por mi cuenta con Blueway y Mitmi”.