Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aplicación Scubo hace fotos 3D con el iPhone

La empresa navarra Engineea crea también un visor y una cámara 3D

Fernando Ruiz,en el centro, de negro, con todo el equipo de Engineea.
Fernando Ruiz,en el centro, de negro, con todo el equipo de Engineea.

No es Made in China, sino Made in Navarra. Diez ingenieros, una licenciada en Bellas Artes y otra en Biología han ideado una aplicación para hacer con el iPhone fotos en 3D.

Detrás de esta aventura se encuentra el pamplonés Fernando Ruiz, ingeniero salido de la Universidad Pública de Navarra, que comenzó con la automoción sin conductor y por teléfono. En una demostración, desde Navarra hacía pasar cochecito entre las piernas de una persona en Canadá, Ruiz vio que necesitaba un modelo 3D para calcular la profundidad del campo.

Él y dos amigos más han puesto 80.000 euros cada uno para crear Engineea, empresa radicada en Pamplona. La idea original era crear una cámara que se acoplara a la del iPhone para crear imágenes 3D. “En esas estábamos, cuando a uno de nuestros ingenieros se le ocurrió que no hacía falta una cámara para obtener imágenes 3D con el iPhone”, explica Ruiz, de 37 años de edad.

Así nació Scubo 3D, una aplicación gratuita para el iPhone, que, básicamente, consiste en clavar dos imágenes disparadas al mismo objeto, y así conseguir el efecto 3D. Basta con mantener apretado el disparador mientras se mueve el teléfono 10 centímetros.

La aplicación funciona bien, aunque tiene la limitación de que lo fotografiado se debe mantener estático, por eso se aconseja fotografiar objetos. En el mismo iPhone, se ve el resultado, que aún es mejor si se enciende un televisor Smart TV, capaz proyecta automáticamente la iamgen a gran tamaño.

“El problema de los televisores 3D es que no hay contenidos. Y, sobre todo, no hay contenidos familiares", dice Ruiz. "Scubo acaba con ello”. A partir de ahí la empresa creó una red social para intercambiar fotos 3D.

Desde hace una semana, la aplicación se completado con sus propios accesorios Scubo que distribuyen las tiendas telefónicas: un visor que se adapta al iPhone (15 euros) para descargar vídeos 3D y verlos sin gafas especiales. “Para un uso más cómodo ideamos una carcasa móvil-visor (35 euros)”. El círculo se complementa con una cámara que graba imágenes y vídeos en alta definición y en tres dimensiones, (85 euros).

El montaje se ha hecho en la empresa guipuzcoana Gureak, que emplea a personas con discapacidad, salvo el del visor que es de la alavesa TecTron.

“No hay nada parecido en el mercado que permita generar y reproducir contenidos 3D de una forma tan sencilla. No hay que ser profesionales”, recuerda Ruiz, que atribuye su éxito al esfuerzo de las 12 personas de Engineea. “Aquí hay números uno que solo tienen su sueldo asegurado a dos meses vista y, sin embargo, han preferido quedarse en esta empresa en lugar de buscarse un futuro seguro en Silicon Valley”.