Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UIT debate si las patentes frenan o no la innovación

El organismo de la ONU quiere garantizar que las licencias de tecnologías críticas se conceden en términos razonables

Apple y Samsung batallan en los tribunales por las patentes.
Apple y Samsung batallan en los tribunales por las patentes. REUTERS

Gigantes tecnológicos, oficinas de patentes, reguladores y académicos están reunidos en Ginebra para debatir si conviene realizar cambios para evitar que las disputas por la propiedad industrial  asfixien la innovación.

El debate se centra en cómo garantizar que las licencias en tecnologías críticas se conceden en términos razonables. Representantes de Apple, RIM y Motorola, entre otros participantes, muestran sus puntos de vista sobre una guerra cruzada de patentes que enfrenta a los principales fabricantes de teléfonos móviles a escala mundial.

Hay múltiples ejemplos de lo que se denominan patentes FRAND (justas,razonables y no discriminatorias, por sus siglas inglesas), como la tecnología que impediría el acceso a las fotografías en formato Jpeg o la que permite la conexión a una red de tercera generación (3G) desde un teléfono móvil. Cuando una patente se registra como FRAND, su titular debe autorizar a terceros a que utilicen esta innovación y aceptar una licencia cuyo precio no sea excesivo.El objetivo es evitar que estos aparatos se convierten el objetos prohibitivos por su elevado coste.

El debate ha sido organizado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el organismo que vela por la estandarización de las comunicaciones mundiales. "Estamos viendo una indeseable tendencia en el mercado actual  para utilizar los estándares y patentes esenciales para bloquear mercados", aseguró el secretario general de la organización cuando anunció la jornada, según recoge la BBC, que se produce al mismo tiempo que la Unión Europea busca las cosquillas a Google y Motorola para dilucidar si ambas compañías han abusado de sus patentes para "distorsionar la competencia".