Tener o no tener NFC

La ausencia de este chip en los nuevos iPhone pone en cuestión su futuro como sistema de pagos

Basta colocar la cartera sobre un cajero de La Caixa y ya se puede operar. Sacar dinero o comprar entradas. Lo mismo vale también para intercambiarse contenidos entre dos móviles con el mismo sistema de comunicación: es el NFC, la comunicación sin contacto, un chip que se coloca indistintamente en tarjetas de crédito, bonobuses, palés de fruta o….teléfonos móviles.

Ya sean los móviles de Nokia, Blackberry, Lenovo, Samsung, Huawei, ZTE o Sony, todos han incorporado en sus últimos modelos y de más alta gama el chip NFC. En total más de 80 modelos y otros 30 en preparación.

Todos los fabricantes, menos uno: Apple. El pasado miércoles se esperaba que su consejero delegado Tim Cook anunciara la inclusión de NFC en su nuevo móvil, pero no. Apple no cree en esta tecnología o cree que su sistema, Passbook, es mejor. El caso es que el desprecio de Apple, aunque sea el único de la industria, ha puesto en entredicho el futuro de este sistema de pagos a través del móvil.

Para Phil Schiller, vicepresidente de Apple, su Passbook hace más que el NFC. Schiller, en una entrevista en All Things Digital duda que NFC vaya a ser la solución de pago para las necesidades actuales. "Passbook hace el tipo de cosas que los clientes necesitan hoy en día", asegura. Aunque sus sitesma, de momento, no conecta con las cuentas de crédito y de débito del usuario.

Sin embargo, Más importante que la decisión de Apple es la de Japón, en donde los ciudadanos ya llevan la billetera en su móvil. La tecnología se llama Felica, propiedad de Sony, pero los operadoras están de acuerdo en fomentar el chip NFC, aunque para ello el móvil lleve dos sistemas de pagos. Lo mismo ocurre con la Wallet de Google, que se ha hecho compatible con NFC. Los fabricantes HTC, LG y Samsung han incorporado Google Wallet. Incluso con la nueva videoconsola de Nintendo, la Wii U, incluye NFC. Con este chip es posible colocar, por ejemplo, un muñeco delante de la pantalla e incorporarlo al juego. Sin embargo, ni pases de autobús ni de acreditaciones son la cuestión. La cuestión es una pasarela de pago universal, como hasta ahora es Visa en el mundo de las tarjetas o PayPal en el mundo del ordenador.

"El NFC no solo es para pagos", dice Henri Ardevol, vicepresidente de NXP, uno de los principales fabricantes de estos chips. "Es un elemento de comunicación rápido y fácil, por ejemplo, para el intercambio de tarjetas o de datos entre dos móviles, de forma más natural que con el Bluetooth". Sin embargo, parece que Apple se inclinará por el bluetooh, que da comunicación a más distancia y, según Apple, más seguridad.

Aparte de los fabricantes de los móviles, las operadoras están totalmente a favor del NFC, que les permitirá aumentar su negocio, en lugar de que lo haga solo Apple. En España, la aplicación más adelanrtada es con las tarjetas de crédito. La Caixa tiene activadas 720.000 contactless y lo que es más importante 19.300 datáfonos para que el comercio pueda abrazar el sistema. En el caso de las billeteras de Apple o Google y otros, el datáfono no es necesario. La clave, sin embargo, es el negocio del móvil. Desde junio, los clientes de La Caixa realizan más operaciones con él que con los cajeros automáticos.

Y en el horizonte flota la amenaza de un Gran Hermano. ¿Por muy fans que se sea de Apple o de Google, aspiran seriamente a que los ciudadanos del mundo le confíen su ordenador, su teléfono y, además su sistemas de pagos?

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50