Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

No diga 'spam' diga 'pourriel'

El Foro Mundial de la Lengua Francesa debate, al igual que la RAE, cómo hacer frente a los anglicismos tecnológicos

"Numérique" y "digital" son dos triunfos de la lengua francesa y castellana, respectivamente. Efectivamente el nuevo mundo tecnológico está compuesto de número o dígitos. Pero son éxitos excepcionales de términos autóctonos en un mundo tecnológico invadido por los anglicismos, en general por el habla de los inventores de Internet, start-ups, ceos e ipos.

La preocupación por esa invasión es una de las cuestiones del primer Foro Mundial de la Lengua Francesa que se está celebrando en Quebec, como también es una preocupación de la Real Academia Española (RAE) institución que vela por el castellano y que recientemente se ha dignado a incorporar como palabras castellanas términos como blog o chat.

En Quebec se esfuerzan en crear, con más o menos éxito, su terminología alternativa. Como sucede con el español no hay sustitución poderosa para el tuit ni para hashtag (aquí, en español, etiqueta), pero aún así el quebecois trata de exportar fuera de su territorio la palabra pourriel en lugar de spam (correo basura en español), baladodiffusion en lugar de podcast y clavardage por chat. Con estos términos será casi imposible combatir la anglotecnificación. En el caso español sí que hay alternativas mejores en algunos casos, aunque la RAE parece que no los ha querido aprovechar, pues acabar de oficializar al 'blog' (¿Se puede saber por qué no vale 'bloc'?) y 'chatear' (¿Qué tienen contra 'charlar'?). Al parecer no seducen estas palabras, aunque en sus justificaciones la RAE señala que no trata  de bendecir a estos vocablos sino de reconocer su uso, es decir, que se dedica más a fijar que a limpiar y dar esplendor.

"Parte del éxito del inglés es ser capaz de crear palabras rápida y eficazmente, y estar seguros de que serán usadas", reconoce en una entrevista a la agencia AP Louise Marchand, presidenta del Consejo de Quebec para la Lengua Francesa. "Para crear palabras en francés, debemos trabajar muy rápido porque una vez que la inglesa esté implantada en el habla cotidiana es muy difícil erradicarla".

"Hay una necesidad real de crear una estrategia para la Web francófona. Uno de los primeros pasos sería la francotecnificación de la terminología digital", aboga Claude Malaison, especialista en comunicaciones y negocios digitales.