Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'software' libre gana visibilidad en España, según Cenatic

Un foro debate en Granada la situación de los programas de código abierto

El software libre atraviesa en España su "mejor momento". En la situación económica actual, las empresas que apuestan por este tipo de software, que respeta la libertad de los usuarios sobre su producto adquirido, crean valor añadido, tecnología y puestos de trabajo. Está ganando visibilidad, "ya no se asocia exclusivamente a los frikis o a informáticos", explica David Sánchez, director de comunicación de Cenatic (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas), sino a la sociedad en general. De hecho, lidera algunos segmentos tecnológicos y está muy extendido en numerosos sectores productivos. Sin embargo, existe una brecha entre los anhelos de los movimientos de base y lo que se promueve desde la Administración que los expertos abogan por paliar.

Así al menos lo cree en un primer diagnóstico un grupo de profesionales que se encuentra entre los asistentes al evento Más Digital, que reúne en Granada hoy y mañana a más de 2.000 personas en un gran foro de innovación y tecnologías que engloba la Conferencia Internacional de Software Libre y el Encuentro de Dinamizadores Guadalinfo, la red pública de innovación social andaluza.

Precisamente Andalucía y también Extremadura hasta ahora destacan en ese papel y fueron las primeras comunidades en adoptar, apoyar y desarrollar el software libre en la Administración pública y ponerlo al alcance de todos los ciudadanos. Permite compartir, reutilizar y colaborar. "Es una palanca de eficiencia tremenda", añade el director de operaciones del Cenatic, Manuel Velardo, que sitúa el reto en que una vez que su uso es libre, se comparta y pueda mejorarse. Hay tanto por la red, que el reto está en "encontrarlo".

Presente en la mayoría de grandes empresas y administraciones, es una alternativa a la situación económica. "Hay ámbitos, en los que ha alcanzado la madurez suficiente, donde no usarlo es de locos", subrayan. Está en casi todos los segmentos de la tecnología y a nivel empresarial supone eficiencia presupuestaria. Para una pequeña empresa de cinco personas puede suponer un ahorro de 10.000 euros en el arranque y 1.500 al año, además de ganar en seguridad, argumenta Sánchez.

Como antesala del encuentro se elaboró ayer el Decálogo de Granada sobre el Estado del Software Libre en España, redactado, entre otros, por el profesor de la Universidad de Zaragoza Fernando Tricas, la experta María Hinojosa, el catedrático y director de la Oficina de Software Libre de la Universidad de Granada, Juan Julián Merelo, el experto programador de Linux Pablo Neira o el director gerente de Cenatic, Miguel Jaque. Para todos ellos son las administraciones públicas las que deben apoyar o promover el software para su uso cuando "las necesidades no estén suficientemente cubiertas por aplicaciones libres".

La alfabetización digital es la "clave" del acceso a las tecnologías, un valor fundamental que, según abundan, también deben "promover las entidades públicas" y apoyarse en los movimientos de base. El software libre no se entiende si no es como parte de un ecosistema en un contexto donde toman cada vez más protagonismo conceptos como OpenData, Open Government y gestión de la identidad electrónica y la privacidad.

Los autores de ese diagnóstico defienden que cualquier libertad sirve de entrada a otras, así que "el gobierno abierto promoverá el software libre y el conocimiento libre conlleva la liberación de datos". La citada declaración defiende que la tecnología no es neutral e implica la cesión y adquisición de unos derechos por lo que es "fundamental" concienciar a los ciudadanos al tiempo que se exige en aplicaciones en la nube y redes sociales el derecho a la libertad de acceso y de protección de la intimidad.

Los dos eventos que pueden ser seguidos por Internet congregan a personas de referencia en el mundo de la tecnología como Nicolas Negroponte, el investigador Cristóbal Cobo, el director de Telecentre.org, Miguel Raimilla o el productor Carlos Jean, que con su iniciativa multimedia Plan B ha "revolucionado y cargado de optimismo" la industria musical. Con un marcado enfoque empresarial se celebran paralelamente otros foros de alto nivel como el Congreso de Telecentros.