Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El responsable de las tiendas Apple deja la compañía

Steve Jobs fichó a Ron Johnson en 2000. - Estaba a cargo de las Apple Store y ventas al por menor

La biografía de Ron Johnson, vicepresidente de Apple y máximo responsable de sus tiendas y venta al por menor, ha desaparecido de la web de la compañía. En lugar de sus méritos y responsabilidades aparece el cartel de página no encontrada. Johnson había anunciado su deseo de dejar Apple en el mes de junio, pero no ha sido hasta hoy cuando ha tomado posesión del nuevo cargo. Johnson pasará a ser consejero delegado de la cadena de tiendas estadounidenses J. C. Penney, cuyas acciones han subido un 12% al conocerse la noticia.

A Johnson se le conocía como el Jobs de las tiendas, incluso antes de que fichase por Apple. Entre los valores de este estaba la facilidad para comunicar nuevas líneas de negocio. Según la biografía de Walter Isaacson sobre Steve Jobs, la búsqueda de este perfil comenzó en 1999. En 2000 se concretó el fichaje y el 19 de mayo de 2001 abría las puertas la primera Apple Store, en Virginia. Desde entonces el número ha crecido hasta 358 establecimientos. Isaacson dedica el capítulo 28 del libro a explicar cómo fue la creación de estas tiendas.

Jobs convenció a Johnson tras un paseo por los alrededores de Stanford, donde años atrás se había graduado en arte y económicas (también cursó un máster en administración de empresas en Harvard). Tras ese encuentro decidió quedarse en Cupertino. Fue durante esa charla, al entrar en un establecimiento deportivo, cuando se dieron cuenta de que las tiendas Apple tendrían que tener una sola puerta de entrada y salida.

Junto con Mickey Drexler, un directivo fichado por salvar la marca de ropa Gap del naufragio y convertirla en uno de los iconos más reconocido de la cultura norteamericana, Jobs y Johnson proyectaron las Apple Stores. Tendrían que estar en centros comerciales o calles muy transitadas, ser muy amplias, incluso más grandes que las de Gap, y se supervisarían todos los productos que se iban a exponer. Iban a ser pocos, pero al alcance de la mano, disponibles para tocar y probar. La siguiente decisión fue el alquiler de un almacén vacío en Cupertino para crear un prototipo del local soñado.

Antes de trabajar para Apple Johnson fue vicepresidente de Márketing de la cadena de supermercados Target en la que había destacado por unificar la presentación de productos.