Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida es mejor (para algunos) sin iPhone 5

El sistema Android y los fabricantes Samsung y HTC aprovecharán las escasas novedades telefónicas presentadas por Apple

Al acabar el show de Apple, el valor de sus acciones bajaron. Hacía mucho tiempo que no ocurría algo así. Sus periodistas y/o feligreses presentes en el acto por rigurosa invitación personal e intransferible salieron de Cupertino y Londres (las dos sedes de la presentación), fríos y desconcertados. ¿Quién se va a pasar del iPhone 4 al 4S si es igual? Sólo el 45%, según una encuesta rápida de Business Insider, que también recoge que el 80% de sus lectores se sintió decepcionado por los anuncios de Apple.

"El esperado lanzamiento del iPhone 5 finalmente se quedó en una modesta actualización de su versión 4", señala Rafael Achaerandio, director de Análisis de ID Iberia.

"Cada lanzamiento de iPhone ha sido un auténtico acto lúdico de celebración entre sus fans, que esta vez parecen estar un poco defraudados pues esperaban un nuevo iPhone 5 con una fuerte evolución y nuevos gadgets tecnológicos funcionales que volvieran a marcar distancia en un mercado en el que la competencia cada vez más presenta dispositivos más interesantes, innovadores y competitivos". Achaerandio recuerda que Apple tiene el 19,1% del mercado mundial de los smartphones.

"La lucha es dura, pero nos hace mejorar", argumenta Francisco Ortigüela, director de márketing de Samsung España, satisfecho por la reacción del mercado tras el anuncio de Apple. "Nuestra meta es el consumidor y él nos ha hecho líderes de venta de teléfonos en España".

"El mercado también esperaba el iPhone 5; la acción descontó inmediatamente el hecho, bajando más de un 5%, que luego recuperó", dice el directivo de IDC. "Lo cierto es que el entorno competitivo se está complicando cada vez más. No sólo Samsung, HTC o RIM, sino también el futuro desarrollo de Google con la compra de Motorola, y de Nokia y su alianza con Microsoft, ponen de relieve la situación cada vez más retante que se va a encontrar Apple".

La esperanza de Tim Cook, ejecutivo especializado en el inventario y la compra de componentes, es que la mitad del parque móvil de Apple, que no tiene aún el iPhone 4, se pase al 4S. Si es así, la jugada tendría sentido empresarial.

"El consumidor quería y esperaba ansiosamente la llegada del iPhone 5, pero Apple les dio el iPhone 4S", comenta Isabel Montero, consultora de IDC. "A primera vista aparenta ser exactamente igual al iPhone 4. Lo que más destaca de las nuevas funciones agregadas al iPhone 4S es Siri, el asistente personal, diseñado con "speech-recognition" y también la camera con alta resolución, incrementada a ocho megas".

El iPhone 4S estará en el mercado después del 12 de Octubre 2011. "No creo que el consumidor, especialmente aquellos que ya tengan el antiguo iPhone 4, corran a cambiarlo por el iPhone 4S", concluye Montero. "Seguirán esperando al iPhone 5, que se supone que estará en el mercado a principios del 2012".

El anuncio de Apple ha ido acompañado de la denuncia de Samsung contra Apple por infringimiento de patentes, un capítulo más del pulso que mantienen en cada país. Si prospera la demanda podría impedir la venta del iPhone 4S en Francia e Italia. "Me parece lógico. El 25 % de nuestra plantilla se dedica a investigación y desarrollo. Es nuestro valor, si se vulnera hay que protegerlo porque se dedica un gran esfuerzo e inversión", dice Ortigüela.

Actualizar a la clientela no debería ser el único objetivo de Apple. Renunciar a ampliar su cuota de mercado significa que perderá también en la carrera de sistemas operativos, en la carrera de navegadores y, en consecuencia, en la carrera por captar publicidad a través de ellos. Poseer el 5% de los móviles mundiales es impresionante, siendo como era Apple hace cuatro años un advenedizo de la industria, pero si no pasa de ahí se quedará en una anécdota prestigiosa, pero anécdota, como lo era en el mundo de los ordenadores.

"Si el posponer el lanzamiento del iPhone 5 ha sido un acierto o un fracaso, alargando el ciclo de venta del iPhone 4, lo sabremos en los próximos meses", concluye Achaerandio. "Quizá sea la opción menos mala, que no la mejor. Desde luego Apple cada vez tendrá que afinar más su estrategia para conseguir sostener su crecimiento en el mercado, para no verse confinada al crecimiento entre sus clientes".

La vicepresidenta de investigación en la consultora Gartner, analista dedicada a Apple, Carolina Milanesi, ve luces y sombras en el último producto de Apple: "La bajada de precio no deja dudas, Apple está expandiendo su mercado. Ganará menos con el terminal, pero más con los servicios añadidos. Mantener con vida el iPhone 3G es un movimiento interesante como terminal de entrada, pero habrá que ver cómo funciona con el nuevo sistema operativo".

En su opinión los operadores van a ser la clave de la expansión de los iPhone. "Con diferentes precios la gama se amplía. Los consumidores van a poder elegir entre planes más baratos para tener el iPhone. No extrañaría que pronto los den gratis con contratos de menor consumo".

A Milanesi no le parece decepcionante el anuncio de Apple, aunque sí "continuista". "Entre los puntos fuertes está la mejora en la cámara de vídeo y fotos, un procesador más rápido, el funcionamiento de Siri y la solución al problema de la antena". En su opinión falta el chip NFC, para pagos electrónicos con el móvil. "Es posible que hayan considerado que el ecosistema de pago móvil todavía no está maduro". Milanesi resume el show de Apple del martes. "El nivel de expectación con Apple es tan grande que no sé hasta cuando van a poder sacarse conejos de la chistera"

La presentación de Apple llegó una semana antes que la de Samsung en San Diego (EE UU). El día 11 enseñará su Nexus Prime, el móvil fabricado con Google y que llevará el sistema operativo bautizado con el sugestivo titulo de Ice Cream Sandwich. Por lo que se empieza a conocer, su pantalla es de 4,6 pulgadas (el iPhone 4S 3,5), gracias en parte a que carece de botones.

HTC, que también ha visto subir el valor de su empresa, aunque lo considera algo eventual. Liliana Bolós, responsable de márketing de la firma en España cree que "no sería prudente emitir un juicio de valor. Como siempre hemos alegado, la competencia es sana porque nos hace seguir desarrollando y queriendo innovar para satisfacer y excitar a nuestros consumidores e inversores. Es una época de muchos cambios y no es raro que el valor bursátil de los fabricantes evolucione de diferente forma y que las cifras oscilen".

El frenazo del iPhone 5 da alas a Android, el sistema operativo de Google, y sobre todo a los fabricantes de móviles Samsung y HTC, que tras el gris show de Apple vieron cómo subían sus acciones. Sus modelos de gama alta, como los Galaxy y Sensation, presentan una pantalla más grande y son más ligeros. Eso respecto a su aspecto externo, que sigue igual; respecto a lo de dentro, "donde todo es nuevo", según el directivo de Apple que lo presentó, tampoco se pone por delante de la competencia. A HTC y Samsung se les llegó al martes Papa Noel disfrazado de Tim Cook.