Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra de patentes contra 'Angry Birds' y varias compañías de videojuegos

El demandante, Lodsys, tiene abierto otro caso contra desarrolladores de aplicaciones de Apple

El juego Angry Birds también tiene problemas con las patentes. La empresa Lodsys, propietaria de una cartera de patentes aunque no se dedica a la investigación, ha abierto un nuevo litigio, esta vez dirigido contra compañías de videojuegos como Electronic Arts, Atari y Rovio, la propietaria de Angry Birds. En su demanda ante un juez de Texas incluye a once compañías. Lodsys considera que han vulnerado sus patentes en aplicaciones para dispositivos de Apple. En el caso de Rovio también se la persigue por las aplicaciones sobre Android.

Lodsys prácticamente vive en los tribunales. Tiene una demanda abierta contra el sector de las impresoras y en mayo abrió otro frente contra los desarrolladores de aplicaciones para Apple. En este caso, reclama a los desarrolladores que usan en su aplicación un sistema de pagos cuya patente asegura poseer que, en el plazo de 21 días, paguen un 0,575% de cada venta, al margen de la comisión del 30% estipulada por Apple. Apple ha remitido una carta a los desarrolladores en los que defiende que la licencia de la citada patente que adquirió en su día protege tanto a la empresa como a los desarrolladores que la usen y en este sentido considera inaceptable el movimiento de Lodsys y defenderá a los desarrolladores de las pretensiones de la misma.

El negocio basado en la posesión de supuestas patentes irrita a los creadores tecnológicos. Una compañía ha ofrecido recompensas a quienes demuestren que las tecnologías reclamadas como propias por Lodsys ya existían u otro tipo de prueba que invalide sus reclamaciones.