Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE investiga si las operadoras bloquean el tráfico de Internet

La comisión controlará si reducen la velocidad de servicios, como los de voz sobre IP, si la velocidad contratada es real o si hay obstáculos en la portabilidad.- En diciembre se publicarán las empresas que frenan la neutralidad de Internet

Toque de atención de la Unión Europea a las operadoras de telecomunicaciones sobre la neutralidad de Internet: "No está bien reducir la velocidad de Skype o servicios similares. Es contrario a la competencia. No está bien estafar a los consumidores con la velocidad de Internet". La vicepresidenta de la UE, Neelie Kroes, ha anunciado hoy que de momento investigarán estas prácticas y, si las empresas se portan mal, a finales de año la Comisión publicará la lista con los nombres de las compañías que realizan estas "prácticas dudosas".

La Comisión ha encargado al Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC) una investigación para verificar si los operadores bloquean o reducen indebidamente la velocidad de servicios de voz sobre IP (VoIP), como Skype. En el proceso también participarán los reguladores de telecomunicaciones de todos los Estados miembros, como la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), país donde las operadoras informan en sus condiciones de uso de que se realizarán estas restricciones en sus servicios de Internet móvil, tal y como reclama Bruselas.

El Ejecutivo comunitario quiere examinar también si la velocidad de las conexiones que ofrecen los proveedores se corresponde con lo contratado y si existen obstáculos para que los usuarios cambien rápidamente de compañía. A partir del 25 de mayo, cuando entre en vigor el paquete legislativo Telecom, el consumidor debe poder realizar la portabilidad de número en un día laborable , por ejemplo.

El objetivo de la investigación es "garantizar que los ciudadanos y las empresas de la UE puedan disfrutar los beneficios de un Internet abierto y neutral, sin restricciones ocultas y a la velocidad prometida por los proveedores", según ha explicado la vicepresidenta de la Comisión y responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes.

La comisaria advierte que examinará "en particular los casos de bloqueo o reducción de velocidad no anunciada de ciertos tipos de tráfico y también los casos de publicidad engañosa sobre la velocidad de la banda ancha". Y si no queda satisfecha, no dudará en proponer "medidas más estrictas, que pueden adoptar la forma de directrices o incluso de legislación. Si esto resulta insuficiente, estoy dispuesta a prohibir el bloqueo de servicios o aplicaciones legales".

La Quadrature du Net ya ha manifestado su descontento con el documento presentado por Kroes al Parlamento Europeo: "Es completamente decepcionante porque descarta cualquier medida inmediata contra los operadores que restringen permanentemente el acceso a Internet de los ciudadanos europeos".