Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spotify colabora con la visita del Papa

"Es similar a lo que hicimos con Cruz Roja tras el terremoto de Haití", aseguran los responsables del servicio de música por internet

Xose Alberte entiende que Spotify, el almacén online de música, es una empresa privada y puede escoger con qué tipo de eventos se asocia. Sin embargo, quiso saber cómo esta compañía contribuye en la Jornada Mundial de la Juventud. Para ello envió una carta al servicio de soporte. A los dos días recibió una carta con la explicación: "Apoyamos muchas organizaciones de diversas formas, como lo has visto en la pagina de Internet del evento estamos apoyando el World Youth Day. Al igual que tú, consideramos que es importante y constructivo para la juventud".

En ese punto comenzó la polémica. Xose Alberte replicó con: "Creo que no has leído mi mensaje... porque no sé qué quieres decir con 'Al igual que tú consideramos que es importante y constructivo para la juventud'". Y añadió que se daba de baja del servicio premium. Esto significa el pago mensual de 9,95 euros a cambio de poder escuchar toda la música que desee tanto en el ordenador como en el teléfono.

Como él lo han hecho más usuarios. Jacobo Pérez es uno de ellos. Luis Arroyo es otro bloguero que se hace eco de la polémica.

Twitter se ha convertido en el lugar favorito para mostrar desacuerdo. Javier Vizcaíno ha decidido darse de baja. Al igual que Mikel Iturria. Juan Gallego prefiere tomárselo como una broma: "A partir de ahora, solo podras escuchar Gospel y salmos. Radio Maria 2.0".

Lutz Emmerich, máximo responsable de Spotify en España, explica que no hay un patrocinio sino una colaboración. "Es similar a lo que hicimos con Cruz Roja tras el terremoto de Haití", aclara, "actuamos así con eventos sin ánimo de lucro. Ellos se acercaron a nosotros y nos pareció razonable cederles un espacio publicitario para dar difusión de su evento".

Emmerich aclara que "nos enfocamos en hacer el servicio lo mejor posible, pero no es lógico que los suscriptores de pago se den de baja porque son los que, precisamente, no escuchan anuncios".