Comprar por contacto

La Caixa y Visa implantan en Baleares el sistema de pago 'contactless' mediante tarjetas y móviles

La tecnología acelera el uso del dinero de plástico, para ganar más mercado y facilitar los pagos. Las compras de hasta 20 euros, en Baleares, se podrán efectuar mediante el simple contacto de la tarjeta Visa La Caixa con el terminal del punto de venta. Es el avance del llamado contactless, implantando en móviles y que se quiere generalizar en tarjetas de crédito de nueva generación de más fácil extensión.

En el conjunto de la Unión Europea (UE) hay más de 30 millones de usuarios de estas tarjetas. En España la conquista de nuevos territorios y mercados - "la captura de más clientes" explican los promotores- comienza por las islas del Mediterráneo. En Baleares existen 130.000 clientes Visa de La Caixa y se han implantado 5.000 puntos de venta, lectores de terminales. El turista es un usuario potencial: Más de diez millones de personas visitan cada año el archipiélago, con poco más de un millón de habitantes.

Más información
La cartera es el móvil
Google se apunta al pago móvil

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo -que es consejera de La Caixa- resaltó en la presentación del contactless shopping en el Caixaforum del Gran Hotel que la capital balear "pretende ser una ciudad inteligente en la UE, que capte inversiones y haga la vida más fácil a la ciudadanía, en un contexto más sostenible." Los billetes de los buses de la ciudad y la tarjeta ciudadana están vinculadas a la red informática

"Con xac (un chasquido de dedos"), el director general de la caja catalana, Juan Antonio Alcaraz, escenificó el avance posible, en tiempo y colas: en el pago del bus en Palma, el taxi, el periódico en el quiosco. El responsable de Visa Europa, Luis Garcia, se situó en la cola imaginaria de una cafetería de Londres para escenificar ante la audiencia como se acelera el trámite del pago del desayuno. La cola se bloquea cuando un 'anticuado' paga con tarjeta clásica, con carné y pin. "E inmediatamente cambia de tarjeta", señaló. El anuncio promocional es una sucesción de gestos de móviles y tarjetas aproximados a los lectores de terminales. Desde la ensaimada hasta la puesta de sol en el mar que no está en venta.

El mercado de pequeños pagos en España es del 35% y las transacciones de bajo valor suman 79.000 millones de euros. Aunque solo el 5% de esas partidas se realizan con tarjetas. "Nos gustaría eliminar el dinero físico" , proclamaron los ejecutivos que lanzan el pago por contacto, experimentado en Sitges el año pasado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS