Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schmidt: "Las operadoras deben ser remuneradas adecuadamente"

El consejero delegado de Google no excluye un pacto con las telefónicas.- Su prioridad son las redes inalámbricas y que los Gobiernos ofrezcan más ancho de banda, que "está mal aprovechado"

"Las operadoras deben ser remuneradas adecuadamente para que puedan suministrar servicios de calidad". Sin decir directamente que Google pagará ni un céntimo, el consejero delegado de la compañía, Eric Schmidt, dejó ayer la puerta abierta a la cooperación con las operadoras de telecomunicaciones, dejando claro que su prioridad son las redes inalámbricas y que los Gobiernos deben poner a disposición del sector más ancho de banda que "está mal aprovechado". El mismo día, el presidente de Telefónica, César Alierta, se mostró optimista de cara a alcanzar un acuerdo con los grandes proveedores de contenidos para que ayuden a costear la inversión en redes.

Schmidt regresó a Barcelona para dar su última conferencia como máximo responsable de Google en el Congreso Mundial del Móvil. En abril le sustituye el cofundador de la compañía, Larry Page, y quizá por eso Schmidt aprovechó el auditorio de la feria para defender el poder de la tecnología como herramienta de transformación social, económica y política. "La última década ha sido increíble", dijo, a la vez que negó que la tecnología esté sustituyendo el contacto entre humanos, "más bien al revés porque nos permite hacer más cosas. A todos".

En el centro del poderío situó al teléfono inteligente. "El año pasado dije que en dos años se venderían más smartphones que PC. Me equivoqué. Eso sucedió en el último trimestre del año pasado". Y en gran parte gracias al avance de Android, su plataforma abierta para los móviles. Al inicio de la conferencia, un mapamundi y una barra del tiempo mostraban la velocidad de activación de los teléfonos que funcionan con este sistema operativo, 300.000 diarios.

Teléfonos, servicios, aplicaciones, redes y la nube de Internetconfiguran el nuevo ecosistema tecnológico, según Schmidt, que añadió: "Los desarrolladores piensan primero en el móvil, luego en el ordenador, porque es donde se está desarrollando la acción, por su potencia de computción y porque es móvil. ¿Quién podía imaginar que lo que hacíamos en las máquinas de 1983 se hace ahora con estos potentes equipos?".

Schmidt aseguró también que "el avance de los smartphones va a dar oportunidades a miles de millones de personas en el mundo que hasta ahora no las tenían. Y esto, dirigiéndose a un auditorio profesional, "es de lo que más orgullosos debemos sentirnos".

En cada ocasión que Schmidt relató los beneficios que estos pequeños aparatos aportan a sus propietarios, también soltó la coletilla "con su permiso" porque sabe que la privacidad es el caballo de batalla de Internet. "Los ordenadores están aquí para hacernos más felices. Podremos ayudarle a no estar solo, a reconocer monumentos de las ciudades que visita, a trabajar, a divertirse, pero siempre que usted quiera".

La velocidad es otros de los aspectos destacados por Schmidt, momento que aprovechó para realizar un guiño a la Unión Europea. "Me gusta Europa porque aspira a dotar de banda ancha de 20 mbps a sus hogares en 2020. Con gente así me gusta trabajar". En Google, concluyó Schmidt, "queremos llevarte donde quieres con extrema velocidad".