Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Qué verde era mi gadget!

Greenpeace destaca los productos más ecológicos del año. -Sorprende la mala clasificación de Apple

No hay un solo fabricante de aparatos que renuncie a incluir pegatinas a modo de medallas reivindicando su respeto al medio ambiente. Algo parecido sucede con los coches; solo los extintos Hummer parecían sacar pecho por lo contrario, por consumir lo necesario para parecerse a un tanque en la forma y la función. Por algo desaparecieron.

Con la electrónica, la necesidad de consumir poco, ser fácilmente reciclable y producirse de forma respetuosa con el medio ambiente ha calado. Lo que ocurre es que la percepción del consumidor no siempre coincide con la realidad que revelan los estudios. Al menos eso se desprende del que acaba de publicar Greenpeace durante el CES , y que deja a gran parte de la industria con la cara colorada.

Greenpeace decide cuáles son los productos electrónicos más verdes en función de la cantidad de químicos tóxicos que contienen, el uso eficiente que hacen de la energía y su capacidad para ser reutilizados y reciclados. Y los resultados sorprenden. Que se lo digan si no a Apple, quien insiste en cada presentación sobre su preocupación por el medio ambiente. La compañía, ausente de la feria pero presente en cada comentario de sus competidores y de los visitantes, no llega a 5 puntos sobre 10 en la clasificación. Suspenso.

Los líderes en productos ecológicos son Nokia y Sony Ericsson, la primera casi con 8 puntos y la siguiente con cerca de 7. Junto a ellos, aprueban Philips, HP , Samsung, Motorola, Panasonic y Sony. Además de Apple, entre los suspensos aparecen Sharp, Fujitsu, Lenovo, LGE , Toshiba y Microsoft, que aunque se olvide, sigue fabricando webcams, teclados y ratones, además de la consola XBOX. La última clasificada es Nintendo, con menos de 2 puntos.

Entre tanta pantalla, complemento, aparato de dudoso utilidad y cachivaches varios no está de más que alguien se preocupe por el cuidado del medio ambiente y cree cierta conciencia en el CES.