Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entretenimiento y seguridad sobre ruedas

La industria del automóvil se suma a las últimas tecnologías

Después de conquistar el salón, la cocina y la habitación, la tecnología quiere hacer suyo el coche. Ford, uno de los patrocinadores de la feria CES, se ha volcado con la creación de un modelo de Ford Focus eléctrico (no es tan novedoso) con una autonomía bastante superior a lo habitual en este tipo de vehículos. Casi 300 kilómetros con un tiempo de recarga de baterías mejorado. El coche cuenta además con una aplicación muy interesante, disponible para iPhone y Android: MyFord servirá para tener información del estado del vehículo en la palma de la mano. Así se podrá saber cuánta batería le resta, la próxima revisión, conocer la ruta a través del GPS incluido... Este, en apariencia, Ford Focus normal y corriente, cuenta con conexión a Internet, Bluetooth y un notable equipo de entretenimiento.

El consejero delegado de Ford, Alan Mulally, quiere marcar un antes y un después con este modelo. "Es como el iPhone, que es mucho más que un teléfono, pero en coche".

Al contrario que el fabricante norteamericano, la firma alemana Audi , otra de las protagonistas de la muestra, apuesta por dotar de los adelantos de entretenimiento y seguridad a los coches de gama más alta. Cuando parecía que no cabían más airbags, ha surgido como el último grito de seguridad pasiva los cinturones de seguridad hinchables.

Toyota , por su parte, se centra más en los servicios. La aplicación EnTune dirá al usuario qué hay alrededor, gasolineras, cines o teatros.

El coche que más ha roto el molde de la feria por su radical concepción es el Tesla Model S , cuyo procesador central es obra de Nvidia , uno de los nuevos colaboradores de Microsoft. Este vehículo eléctrico además de una gran pantalla multimedia frente al salpicadero en la que mostrará mapas de Google destaca por su elevado precio: más de 50.000 euros.

Al lado de todos estos avances, los biplaza eléctricos con aire futurista que GM tiene para probar en la entrada del CES parecen una broma.