Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas investiga a Google por supuesta manipulación de los sistemas de búsqueda para dominar el mercado

La apertura del procedimiento formal llega nueve meses después de las quejas presentadas por varios proveedores de servicios. Google asegura que "vamos a trabajar con la Comisión para abordar con ellos cualquier inquietud que tengan"

La compañía cuyo eslogan es "no hagas el mal" podría estar incurriendo en prácticas abusivas en el mercado de las búsquedas en Internet. La Comisión Europea ha anunciado hoy que ha abierto una investigación contra la compañía estadounidense Google por una supuesta manipulación de los procedimientos de búsqueda para dominar el mercado. El departamento de Competencia, que dirige el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, investiga si estas prácticas constituyen un abuso de posición dominante, en contra del Tratado.

Nueve meses después de la denuncia presentada por varios proveedores de servicios, la Comisión Europea ha lanzado este martes una investigación "formal" contra la compañía estadounidense Google por posible abuso de posición dominante en este mercado, que vulneraría las reglas de competencia de la Unión Europea.

Los funcionarios de Competencia investigan la supuesta manipulación de los algoritmos o reglas que ha establecido la compañía estadounidense para que cuando un internauta realiza una búsqueda determinada le salga el orden que le conviene a Google. La sospecha es que el orden que aparece tras una búsqueda viene predeterminado favoreciendo a los que pagan publicidad respecto a los gratuitos.

La Comisión también investiga los contratos de publicidad que realiza Google con sus anunciantes. Existe la sospecha de que las cláusulas que deben firmar les impiden presentar anuncios en otros servicios y buscadores, competidores de la empresa californiana.

Google no ha tardado en contestar oficialmente: "Desde que se creó Google hemos trabajado concienzudamente para hacer lo mejor tanto para los usuarios como para la industria, garantizando que los anuncios estuvieran siempre claramente marcados, haciendo posible y fácil que los usuarios pudieran llevarse sus datos consigo cuando cambiaran de servicios e invirtiendo mucho en proyectos de código abierto. Desde Google estamos abiertos a cualquier recomendación y por ello vamos a trabajar con la Comisión para abordar con ellos cualquier inquietud que tengan".

La apertura de este procedimiento formal es el resultado de las quejas presentadas ante el Ejecutivo comunitario por varios proveedores de servicios de búsqueda en Internet el pasado febrero . Estas empresas han denunciado que sus servicios resultan penalizados en los resultados de las búsquedas gratuitas y de pago de Google y que la compañía estadounidense favorece sistemáticamente sus propios servicios.

Entre las sociedades denunciantes se encuentran la página web británica de comparación de precios Foundem, el buscador francés especializado en temas jurídicos ejustice.fr, y el sitio de comparación de precios Ciao!, integrado en el buscador de Microsoft Bing, según desveló Google en febrero.

Bruselas ha precisado que el lanzamiento de las pesquisas formales "no implica que la Comisión tenga pruebas de la existencia de una infracción, sino que sólo significa que realizará una investigación en profundidad sobre este caso de forma prioritaria". El Ejecutivo comunitario ha informado ya a Google de su decisión, así como a las autoridades de competencia de los Estados miembros. No existe ningún plazo determinado para concluir la investigación, ya que depende de múltiples factores, como la complejidad de cada caso y la cooperación de las empresas afectadas con Bruselas.

La Comisión analizará si Google baja intencionadamente la clasificación de los resultados de búsqueda gratuitos (no pagados) de servicios competidores,como los comparadores de precios, a la vez que proporciona una posición preferente a sus propios servicios verticales con el objetivo de frenar a la competencia, explica el comunicado del ejecutivo comunitario.

No es la primera vez que Bruselas investiga a compañías estadounidenses por estas prácticas. La Comisión castigó a Microsoft en 2004 por abusar de su posición de dominio, al no facilitar información clave a otras empresas e incluir en el sistema operativo Windows el reproductor Media Player, con una multa de 497,2 millones de euros. La empresa recurrió la multa ante el tribunal de Justicia de la UE, que dió la razón al ejecutivo comunitario.

Luego, Bruselas volvió a abrir expediente contra la empresa por dificultar la compatibilidad con sus programas al negarse a facilitar a sus competidores información esencial sobre una amplia gama de productos, como el paquete Office, sus productos para servidores y también sobre la denominada plataforma .NET. También por incluir de serie su navegador, Internet Explorer, en el sistema operativo Windows. En este último caso, la empresa de Redmond se libró de la multa al proponer que Windows incorporaría una ventana en la que ofrecería los navegadores más populares para que el usuario pudiera escoger, como de hecho ocurre.

Intel también ha estado en el punto de mira de Bruselas durante una década por estrategia dirigida a eliminar a la competencia del mercado de chips informáticos con sus procesadores X86. Finalmente, la Comisión impuso al principal fabricante de procesadores del mundo una multa récord de 1.060 millones de euros. La empresa también recurrió la sanción ante el Tribunal de Justicia de la UE con el objetivo de que se "anule en su totalidad o en parte" la millonaria multa.

El pasado septiembre, Bruselas daba carpetazo a sus investigaciones contra Apple . La compañía de Steve Jobs relajó las restricciones a las herramientas de desarrollo de las aplicaciones para el iPhone y, además, introdujo una garantía de servicios de reparación transfronteriza dentro de la Unión Europea y el Área Económica Europea. Ambas medidas bastaron al comisario de competencia, Joaquín Almunia, para asegurar que: "La respuesta de Apple a nuestras investigaciones preliminares muestra que la Comisión puede utilizar las normas de Competencia para lograr resultados rápidos en el mercado con claros beneficios para los consumidores, sin la necesidad de abrir procedimientos formales"

La noticia de Bruselas coincide con los insistentes rumores de que esta semana Google podría concluir una millonaria compra del sitio Groupon dedicado a los descuentos en Internet. Concretamente, Groupon se ha especializado en ofrecer rebajas de productos o servicios si un mínimo grupo de internautas se muestra interesado en adquirirlos. Yahoo hizo un intento de compra, pero Groupon rechazó su oferta.

Google: "Nuestro objetivo es ser transparentes"

"Nuestro objetivo es ser transparentes". El buscador ha colgado en su blog sobre las políticas públicas en Europa sus reflexiones sobre el inicio de una investigación por supuesto abuso de posición dominante en el mercado de las búsquedas en Internet. iniciado hoy por la Comisión Europea.

Google se defiende asegurando que construye sus servicios para los internautas, "cuya satisfacción para ellos es lo más importante", y no para las páginas web. "No todas los sitios pueden aparecer en la cima, o incluso aparecer en la primera página de nuestros resultados, por lo que serán casi siempre propietarios de sitios que no están contentos" con su clasificación.

Además, el buscador asegura que, a diferencia de otros servicios en el pasado, Google siempre ha dejado claro cuando cobran "por la promoción de un producto o servicio". Siempre, dice el comunicado, "se distingue el contenido de la publicidad" en los resultados de búsqueda. La compañía se compromete a "seguir siendo transparente" en el futuro.

Google, entre cuyos principios está que "la única constante es el cambio", concluye diciendo que llevan más de una década innovando en esta materia, motivo por el cual "nuestra tecnología de búsqueda ha mejorado a pasos agigantados".

Más información