Kazunori Yamauchi: "Si hubiera nacido en Estados Unidos, sería director de cine"

Hoy sale a la venta en España Gran Turismo 5. EL PAÍS entrevista al creador de la saga de simuladores de conducción nacida hace 12 años

Kazunori Yamauchi (Japón, 1967) quiso ser director de cine, pero su afición por los coches en tres dimensiones le condujo a a la industria de los videojuegos. Desde que este japonés lanzara su primer juego de carreras en 1994, su fama no ha dejado de crecer. Hoy sale a la venta en España su obra más esperada, Gran Turismo 5, el colofón a la saga de simuladores de conducción nacida hace doce años.

Yamauchi nos recibe vestido con una camisa roja, vaqueros y una chaqueta negra, en el hotel Urban de Madrid. Su sonrisa recuerda a la de un niño rodeado de juguetes nuevos. Y no es para menos, PlayStation celebra el lanzamiento de su criatura -que integra un circuito por la capital- por todo lo alto. En cuatro puntos de la capital (la Puerta del Sol, el Paseo de Recoletos, la Puerta de Alcalá y la Plaza de Cibeles) han instalado simuladores de Gran Turismo 5. Estarán allí hasta mañana.

Más información

Pregunta. Han sido necesarios cinco años para desarrollar la quinta entrega de Gran Turismo, 27 meses más de lo previsto. ¿A qué se debe este retraso?

Respuesta. Queríamos conseguir una versión de Gran Turismo perfecta. Buscábamos la máxima calidad.

P. ¿Qué diferencias hay entre desarrollar un juego bidimensional y uno tridimensional?

R. El paisaje, las sensaciones y sobre todo la perspectiva son diferentes. El jugador siente la realidad... Cada coche, por ejemplo, se tardó en modelar seis meses.

P. ¿Por qué han escogido Madrid como nuevo escenario?

R. [Se emociona] Es una ciudad que me encanta: la luz, el aire, la comida. El factor para incluir Madrid ha sido que me encanta.

P.¿ Cómo se traslada una ciudad real a un videojuego?

R. En el caso de GT 5, primero viajamos a la capital. Durante dos semanas un equipo de 30 personas y yo hicimos más de 90.000 fotos. Luego volvimos al estudio [en Tokio, Japón] y durante un año reconstruimos el escenario de la carrera.

P. Su empresa se llama Poliphony Digital, ¿Por qué?

R. La polifonía es un concepto musical en el que se solapan varias voces. En mi empresa se reúnen todos los talentos y quiero que cada cual encuentre la forma de vocalizar lo que siente. Mi intención es que todas esas voces creen un ambiente.

P. Cuenta la leyenda que usted quiso ser director de cine y astronauta...

R. Como todos los niños quise ser astronauta, sí. Ya en el Bachillerato soñé con ser director de cine. Pero en mi país la industria cinematográfica es muy pequeña. Si hubiera nacido en EE UU, hoy sería director...

P. Y ahora estaríamos hablando de películas.

R. [Risas]. Sí.

P. ¿Cuándo se dio cuenta de que lo suyo eran los videojuegos?

R. A los diez años empecé a hacer videojuegos. Era mi afición. Cuando entré en Sony me asignaron, por casualidad, al departamento de videojuegos. Fue increíble, de repente mi hobby secreto se convirtió en mi trabajo. Cuando me dijeron que podía ganar dinero haciendo eso, me hicieron muy feliz.

P. Tengo entendido que el negocio de sus padres es una tienda de cerámica china y que el amor por los coches le viene de acompañar a su padre en sus viajes.

R. Es cierto, mi familia tiene una tienda de cerámica. Su trabajo significa ir de acá para allá vendiendo cerámica. Aquellos paisajes que se veían desde la ventana, no sé por qué, pero se quedaron impregnados en mi memoria. Para siempre.

P. Desde su primer videojuego Motor Toon Grand Prix (1994) hasta hoy ha llovido mucho. ¿Cómo era Kazunori Yamauchi entonces?

R. Sufría y tanteaba... los que me rodeaban no querían que hiciera ese juego.

P. Sobre GT, dijo que es un fenómeno social. ¿Por qué?

R. El automóvil se ha integrado en nuestra sociedad, pero no estaba pensado para llevarnos continuamente de un lado para otro. La industria, además, ha hecho que evolucione y que cambie junto al hombre. Nuestros juegos expresan esos cambios. Gran Turismo es más que un juego, es un movimiento.

P. En Poliphony Digital trabajan 140 empleados y más que unos estudios parecen un parque de atracciones con su gimnasio, sala de relajación, duchas, lavandería, cama, sala con guitarras, DVD, revistas. ¿Cuánto tiempo pasan allí?

R. Los últimos seis meses antes de la entrega vivimos todos ahí.

Lo más visto en...

Top 50