EE UU lanza la batalla por la publicidad móvil

La autoridad reguladora de la competencia en Estados Unidos acaba de autorizar a Google a comprar la firma AdMob

La carrera por el lucrativo negocio de la publicidad a través de dispositivos móviles está oficialmente lanzada. La autoridad reguladora de la competencia en Estados Unidos acaba de autorizar a Google a comprar la firma AdMob. Es la nueva frontera de ingresos para los gigantes en Internet, y donde va a librarse la gran batalla por la mayor tajada de la tarta publicitaria.

Google, que ya domina de forma aplastante el negocio de la publicidad en Internet gracias a su popular buscador, ofreció 750 millones de dólares para hacerse con AdMob. La maniobra, vista inicialmente con dudas por los reguladores, forzó a Apple a mover ficha sin esperar, adquiriendo la firma Quattro Wireless y a lanzar poco después su propia plataforma publicitaria iAd.

Más información
La resolución de la autoridad reguladora de la competencia de EE UU

Es precisamente la agresiva respuesta del gigante electrónico que capitanea Steve Jobs sobre la que se apoya el visto bueno de Washington, porque considera que "hay razones para creer" que Apple se ha convertido en un fuerte competidor en este negocio. Es más, opinan que el iPhone le da la habilidad de definir cómo debe desarrollarse esa competencia.

Google se felicitó por la decisión unánime del regulador en EE UU, y la considera "una gran noticia para el ecosistema publicitario móvil". Los observadores creen que es un mercado de gran potencial, que puede multiplicarse por 10 en la próxima década. Un potencial que Google dice va a explotar con su sistema operativo para dispositivos inalámbricos, Android.

Pero aunque el supervisor de la competencia cree que Google ayudará a abrir a la competencia el naciente negocio de la publicidad para móviles, advierte a los jugadores que será vigilante, "para proteger los intereses de los consumidores". Y deja claro que someterá futuras operaciones de fusión o adquisición en este sector "al mismo escrutinio" que aplica en industrias más maduras.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS