Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'iPhonegate' se complica

La policía registra el domicilio del redactor de Gizmodo que publicó la información sobre un prototipo del teléfono de Apple.- Polémica sobre la actuación judicial

La policía de California ha registrado el domicilio del periodista Jason Chen, de la redacción de Gizmodo. Chen es el autor de la información sobre un prototipo de iPhone publicada por este sitio de información tecnológica tras comprarlo a un ciudadano que se lo encontró en un bar. Un ingeniero de Apple se lo había descuidado en la cervecería.

Chen ha explicado que la policía había requisado, entre otro material,cuatro ordenadores y dos servidores lo que, según Gizmodo, atenta al derecho a la protección de las fuentes que asiste a los periodistas. Chen encontró a la policía de San Mateo, donde vive, en su domicilio cuando regresó de cenar de un restaurante el pasado viernes. La policía le explicó que llevaba varias horas registrando y que había tenido que romper la puerta dado que no había nadie que les abriera. Los policías tenían una orden de registro firmada por el juez que investiga esta filtración y una larga lista de material a revisar o requisar.

Según Gizmodo, Chen es un periodista de su equipo y muchos ejemplos de su trabajo están disponibles en Internet. Chen trabaja desde su casa que, es de hecho, su sala de redacción.

Gizmodo ha publicado el relato de Chen. Según el periodista, cuando regresó con su mujer a su casa y se encontró la policía, ésta le comunicó que no había una orden de detención contra él y que le reembolsarían los daños causados durante el registro.

Este episodio complica la situación de lo que ya algunos llaman iPhonegate. Después de que el ingeniero Gary Powell se olvidara del prototipo del iPhone al abandonar una cervecería de California y que un cliente del local, tras esperar que regresara su dueño, lo vendiera por 5.000 dólares a Gizmodo, un juez californiano se ha hecho cargo del caso ya que el vendedor podría ser acusado penalmente de obtener beneficio con un objeto robado. Apple ha reconocido la autenticidad del prototipo y reclamado la devolución.

Polémica

Este asunto ha empezado a generar un debate sobre la licitud del registro. Wired, por ejemplo, refleja la opinión de Electronic Frontier Foundation, según la cual la actuación de Chen está protegida por la ley federal Privacy Protection Act que prohíbe requisar material en manos de periodistas que lo tengan con la finalidad de su comunicación pública. Esta protección alcanza incluso en el supuesto de que se investigue si la persona que obtuvo este material delinquió para obtenerlo.

Muy otra es la tesis que en Cnet sostiene el fiscal Michael Cardoza, quien está convencido de que la actuación de Gizmodo no está protegida por la ley porque no encontraron el teléfono como consecuencia de sus investigaciones si no que lo compraron a sabiendas de que el vendedor no era su legítimo propietario. Cardoza considera que deben identificar a la citada persona a menos que estén planeando seguir admitiendo material robado para realizar sus informaciones y quieran proteger al ladrón.