Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En dos meses, las operadoras cancelan 600.000 líneas prepago de telefonía

La obligación de identificar al titular de la tarjeta incide en este descenso

La inminente aplicación de la norma del Ministerio de Interior, el 8 de mayo, que obligará a la identificación de los titulares de las tarjetas prepago, continúa teniendo su repercusión en el sector y en los dos primeros meses de este año las operadoras ya han recortado más de 600.000 líneas de este segmento. Así, según la última nota mensual de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), en febrero se produjo un recorte de 282.703 líneas debido a la caída en el segmento de prepago, que disminuyó en 414.706, fundamentalmente debido al ajuste llevado a cabo por Movistar (recortó en 320.668 sus líneas prepago). Esta cifra se suma al dato del mes de enero, que ya reflejaba esta tendencia negativa del segmento prepago, al ceder 244.111 líneas.

Interior dio de plazo hasta el pasado 8 de noviembre para la desactivación de líneas prepago no identificadas. No obstante, ese mismo día decidió dar una prórroga de seis meses para reactivar las líneas una vez que los usuarios facilitasen sus datos personales a sus respectivas compañías de telefonía. El regulador presidido por Reinaldo Rodríguez ha explicado este viernes que la obligación impuesta por Interior ha generado una disminución fuerte en el parque total de estas líneas, no atribuíble a la propia dinámica del mercado. La CMT espera que en los próximos meses el resto de operadores anuncie también nuevos ajustes en el número de líneas prepago motivados por esta misma causa.

Por otro lado, el mercado de la banda ancha mantuvo en febrero la tendencia alcista iniciada el pasado mes de agosto, con medio millón de altas netas en los últimos seis meses, y sumó 82.556 nuevas líneas, finalizando el mes con un parque total de 9,939 millones de líneas, lo que supone un aumento interanual del 8,2% y una proporción de 21,3 líneas por cada 100 habitantes. Los operadores alternativos a Telefónica captaron el 64% de la ganancia neta de líneas de banda ancha, mientras que el operador dominante se hizo con el 35,9% restante en los últimos tres meses. Por segmentos, el 53% de las nuevas altas fueron para los operadores DSL y el 11% para las compañías de cable. Por su parte, la telefonía fija vuelve a caer (-1,3%), después de tres meses de ganancia de líneas, debido al descenso experimentado en el sector negocio, con 17.887 líneas menos, lo que lastró la cifra final, con un recorte total de 12.564 líneas, hasta los 19,86 millones de líneas, una proporción de 42,5 líneas por cada 100 habitantes.